La subida de la cesta de la compra eleva los precios del pescado y marisco en los chiringuitos de Málaga

[ad_1]

La capital malagueña siempre ha presumido de una excelente gastronomía y precios sin competencia en comparación con otras ubicaciones. Sin embargo, la constante subida del valor de la cesta de la compra, por encima del 10% en el último año, ha traído consigo una aumento general de las tarifas en las cartas de los restaurantes repartidos por la Costa del Sol.

Uno de los mayores culpables es aceitetanto de girasol como de olivo, esenciales para freír la gran mayoría de los pescados que se sirven en los chiringuitos. Especialmente el aceite de oliva que, debido a la sequía, ha subido entre 30 y 40% su valor de mercado.

Los hoteleros intentan contener los precios reducción de los márgenes de beneficio en algunos productos, para tener una carta completa que atraiga a malagueños y turistas. Tienen una amplia experiencia en el trato con oscilaciones de precios que se producen en el pescado, cuyas tarifas dependen tanto de la oferta y demanda como del costo que alcanzan en las subastas de los mercados, el cual varía de acuerdo a la cantidad de captura que los pescadores logran llevar a puerto. Pero para algunos productos, es imposible no transmitir el alto precio a los clientes. Un ejemplo son los mariscos y, sobre todo, los calamares, que pueden llegar a costar más de 30 € el kilo en cualquier restaurante.

A pesar de ello, en comparación con otros puntos turísticos de la península y las islas, el diferencia de costo para el cliente sigue beneficiando a Málaga. Barrios marineros como El Palo pueden seguir presumiendo de estar entre los lugares más baratos para comer pescado fresco en España.

[ad_2]

Deja un comentario