El vídeo del fuerte oleaje que pone en apuros a un grupo de jóvenes en una playa de Tenerife

[ad_1]

El impacto del intenso oleaje en la costa de Tenerife generó una tarde de tensión en Radazul, en el municipio de El Rosario, el pasado fin de semana. Pese a que la Agencia Estatal de Meteorología mantuvo el aviso amarillo por fenómenos costeros en la zona, algunos bañistas acudieron a la playa en busca de un respiro de la ola de calor.

Sin embargo, la tranquilidad se vio interrumpida cuando el las olas comenzaron a romper. A algunos de los bañistas les resultó difícil salir del agua y un individuo fue atrapado por una ola cuando intentaba salir del embarcadero.

Según declaraciones de funcionarios del Ayuntamiento de El Rosario, a pesar de que en las playas ondeaba la bandera roja, los visitantes no siempre obedecen las instrucciones de seguridad y aventurarse en el agua. De hecho, en las imágenes captadas en Radazul se puede ver como algunos aprovechan las olas para jugar y realizar acrobacias.

En otra playa del municipio, La Nea, la situación fue similar y llegó al punto de que la Policía Local tuvo que patrullar la arena para persuadir a los bañistas de que no se metieran en el agua.

La isla de Gran Canaria también fue testigo durante el fin de semana de dos hechos que reflejaron las consecuencias del descuido en el mar, y de no seguir las indicaciones de las banderas que ondean en las playas y del personal de salvamento.

Verano negro en ahogamientos

Estas temeridades en el mar llaman la atención ya que estamos viviendo un verano negro en ahogo. Tan solo en las dos primeras semanas de agosto ya han muerto 18 personas por ahogamiento). Los últimos han sido un niño de dos años, que se ahogó en una piscina privada de Dénia, en Alicante, los servicios de emergencia intentaron reanimar al niño sin éxito. Y un chico de 19 años ha muerto cuando se bañaba en un canal de Lebrija (Sevilla).

Las cifras de muertes por ahogamiento son devastadoras. Desde el 1 de enero, más de 250 personas han muerto por este motivo. Según datos del Informe Nacional de Ahogamientos, la mayoría de los ahogamientos se producen en las playas (145), seguidos de las piscinas (39) y los ríos (31).

[ad_2]

Deja un comentario