la policía habla de asesinato premeditado

[ad_1]

Ha pasado una semana desde la entrada en prisión de Daniel Sancho. Desde hace siete días, el chef español permanece aislado, tal y como indica el protocolo covid para nuevos presos que ingresan en prisión. A partir del jueves, Sancho podrá reunirse con sus familiares.

Durante este tiempo, la policía tailandesa ha recopilado numerosas pruebas. A las imágenes de las cámaras de seguridad en las que se ve Daniel en moto y en una tienda comprando cuchillos y bolsas de basura, se añade el ticket de compra al que ha tenido acceso en exclusiva torrevieja news today Noticias, y en el que se puede ver todo lo que compró Sancho antes de que se produjera el asesinato.

Policía apunta a homicidio premeditado

Según la policía tailandesa, todas las pruebas apuntan al hecho de que es un asesinato premeditado. En su declaración, Daniel afirmó que luego de una discusión con Edwin, el colombiano cayó y se golpeó la cabeza. Una versión que va perdiendo cada vez más fuerza.

Es una semana clave en la investigación, durante estos días los agentes tienen previsto buscar las últimas pruebas. Además, los altos cargos de Bangkok viajarán a la isla de Phangan para poder seguir desde allí el desarrollo del caso. Los investigadores han asegurado que las investigaciones están muy avanzadas, y que en parte es gracias a la La colaboración de Daniel.

Continúa la búsqueda de los restos de Edwin

En la isla siguen buscando parte de los restos de Edwin Arrieta y el número de teléfono del cirujano. A lo largo de la próxima semana se espera que lleguen los análisis forenses solicitados, que arrojarán más luz sobre el turbio asunto. Además de la información completa de las grabaciones de las cámaras de seguridad de toda la isla, para completar los movimientos de Sancho desde su llegada el pasado 1 de agosto.

Esta es la cárcel donde permanece Sancho

Es una prisión considerada “amigable” y no superpoblada, según los tailandeses. Daniel Sancho seguirá compartiendo una celda con al menos 20 personas y deberá dormir en el suelo cuando se mezcle con el resto de los internos.

Al salir de la zona de aislamiento al finalizar el protocolo covid, Sancho deberá llevar ropa de interno, compuesta por pantalón y camiseta marrón. Compartirá celda y le entregarán un juego de tres piezas de tela para usar como colchón, sábana y almohada colocadas en el piso.

Las celdas de Samui, la prisión en la que está encerrado el español, se distinguen entre pequeñas, ocupadas por un máximo de 20 presos, y grandes, con entre 30-40 reclusos. Otro de los mayores inconvenientes son los baños y duchas comunes.

[ad_2]

Deja un comentario