Condenada a prisión por ocultar la defunción de su hermano y cobrar durante 24 años la pensión de orfandad

[ad_1]

24 años ocultando la muerte de su hermano. Es el tiempo que lleva la mujer sin notificar el fallecimiento a la Seguridad Social y al banco correspondiente. La sección cuarta de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a dos años de prisión a la hermana del fallecido tras haber recibido ilegalmente un total de 174.776 euros. La sentencia también incluye una multa diaria de 4 euros durante 7 meses, en concreto, la cantidad de 844 euros y una indemnización a la Seguridad Social de 135.805 euros.

CaixaBank también ha sido declarada responsable civil subsidiaria por el incumplimiento de la obligación de verificación anual de supervivencia de la pensión. La sentencia dictada por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana incluye la confesión de los hechos en el juicio y la documentación de ingresos y retiros mensuales. La pensión de orfandad en 1996 ascendía a 675,90 euros al mes y en 2020 con la revalorización de las pensiones ascendía a 726,70 euros.

El imputado comunicó el fallecimiento al INSS el 26 de febrero de 2020, tras haber ocurrido el 1 de mayo de 1996. Durante este periodo de tiempo, el banco ha obtenido la devolución de 38.970 euros. Además, se espera recibir el pago de las costas procesales.

¿Qué dice la oración?

La sentencia da por probado que la acusada asumió la custodia de su hermano desde antes de 1996, que éste había una pensión de orfandad reconocida por la Seguridad Social, por la que percibió 675€ y que en 2020 ascendió a 726€.

La fecha del fallecimiento del hermano es el 1 de mayo de 1996, fecha a partir de la cual el acusado ocultó ese fallecimiento a la Seguridad Social y al banco, por lo que, hasta marzo de 2020, las cuantías mensuales de la pensión, con un total de 174.776 euros. La mujer dispuso de ese dinero a través de retiros de efectivo, compras con tarjeta y domiciliación de recibos.

La sala ha dado por probado que el banco no cumplió con su obligación de verificación anual de la supervivencia de la pensión, por lo que no comunicó a la Seguridad Social su fallecimiento. Fue su hermana quien el 26 de febrero presentó una carta a este organismo en la que informaba del fallecimiento de su hermano, su pensionado.

Por ello, la sala impone dos años de prisión por estafa, el pago de una multa de 844 euros y una indemnización a la Seguridad Social de 135.805 euros con la responsabilidad civil subsidiaria de la entidad bancaria.

[ad_2]

Deja un comentario