Se estudia la muerte repentina de dos senderistas en plena ola de calor en Canarias

[ad_1]

Él cuerpo sin vida de una mujer de 40 años fue localizado ayer en una zona montañosa de Morro Jable, en el municipio de Pájara (Fuerteventura), cuando una llamada alertó de la ubicación en un camino de tierra de una persona que no respondía a los estímulos, por lo que acudió el Servicio de Emergencias. el lugar. Emergencias Canario (SUC), que sólo pudo confirmar el fallecimiento.

Ella no ha sido la única, también una mujer de 50 años y nacionalidad holandesa falleció este domingo tras desmayarse en el municipio tinerfeño de Guía de Isora, concretamente en un camino situado en un barranco de la zona de Vera de Erques.

El 1-1-2 del Gobierno de Canarias recibió la alerta, en la que se solicitaba asistencia médica para el senderista, que se encontraba inconsciente. El afectado fue rescatado y trasladado a una ambulancia del Servicio de Emergencias de Canarias (SUC) en paro cardiorespiratorioy a pesar de las maniobras de reanimación al final se ha confirmado su muerte.

Estas muertes súbitas se producen en plena ola de calor, donde el Servicio de Emergencias de Canarias (SUC), en el marco de la campaña #TuAyudaSuma, ha publicado una serie de recomendaciones para evitar la insolación y golpe de calor Dadas las altas temperaturas que está registrando el archipiélago estos días.

Evitar la exposición al sol en las horas de mayor intensidad y beber líquidos ante las altas temperaturas son algunas de las recomendaciones, más importantes aún para niños y ancianos, ya que son los más susceptibles a sufrir una insolación o un golpe de calor. También puede influir en tomar diferentes medicamentos o padecer ciertas enfermedades como la diabetes junto con otros factores de riesgo.

Por ello, pide extremar precauciones con estas personas que son más propensas a padecer esta patología.

En casos menos graves, la persona que sufre un golpe de calor puede tener dolor de cabeza, rubor en la cara, sensación de fatiga, náuseas o vómitos, sed intensa y sudoración profusa, mientras que en casos severos no hay sudoración pero la piel está seca. , caliente y rojo. A esto se suma el riesgo de convulsionarsobre todo, en niños menores de 3 años, además de provocar alteraciones de la conciencia.

Para prevenir estas situaciones, indica que “es fundamental” estar atentos a las declaraciones de alerta por altas temperaturas y poner en práctica las recomendaciones de autoprotección.

[ad_2]

اترك رد