Educación publicará una resolución para subsanar los errores detectados en la adjudicación de plazas de profesores


El Ministerio de Educación publicará una resolución para corregir los errores detectados en la asignación de plazas docentes. Así se ha acordado hoy tras una reunión mantenida con técnicos del Ministerio y de la que se informará a los sindicatos a lo largo de la jornada.

El Ministro de Educación, José Antonio Rovira, ha defendido la publicación de una nueva resolución “tras detectar errores en las prioridades de adjudicación”. «Es nuestra obligación garantizar los derechos de los intervinientes en un proceso administrativo, y una vez que tengamos conocimiento de los errores hemos actuado para dar garantías absolutas“, ha explicado. La corrección de errores de la resolución se publicará a la mayor brevedad y garantizará los derechos de los peticionarios.

Para dar este paso se ha elaborado un informe elaborado por el servicio de tecnologías de la información para la gestión educativa de la DGTIC (Dirección General de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones), que muestra que el proceso se ha visto afectado por una serie de fallos informáticos que han determinado un resultado erróneo en la publicación de algunas adjudicaciones. El informe está fechado el 12 de agosto.

Según el Ministerio, junto a los problemas informáticos detectados, se han producido otros derivado de una mala planificación del equipo anterior, ya que no se cumplió la programación, ni se ejecutó, ni se informó al nuevo equipo de la situación en que se encontraba el proceso. En este punto, el Ministro agradeció al personal del Departamento por “la esfuerzo realizado en las últimas semanas a pesar de todos los problemas que se han encontrado para llevar a cabo su trabajo.

Más elementos que en años anteriores en el proceso de adjudicación de plazas

Así, el informe indica que el proceso de adjudicación para el inicio del curso 2023/2024 “no ha sido el mismo que en cursos anteriores”. «En años anteriores, el proceso de adjudicación de plazas constaba principalmente de cuatro elementos: el resultado del concurso de traslado, las comisiones de servicio concedidas, los profesores que han superado las prácticas (que obtuvieron plaza en la oposición del curso anterior) y docentes que vienen de la oposición del año en curso. Además del premio a los profesores interinos. En el proceso actual, además de todo esto, se ha complicado con dos elementos singulares que han impactado gravemente: el concurso para la estabilización de los funcionarios interinos y el cambio de cuerpo de los profesores técnicos de formación profesional”, se indica.

Asimismo, el informe señala que el concurso de estabilización de servidores públicos “ha significado que miles de docentes interinos cambian su relación jurídica a servidores públicos de carrera, sin pasar por los procesos habituales de oposición y pasantía. Esto ha supuesto desarrollar programas informáticos ad hoc muy diferentes a los que se han utilizado habitualmente, que se saltarán ciertas validaciones sobre los datos establecidos”.

Tres procesos adicionales de miles de docentes

También se afirma en el informe que “el cambio del cuerpo de profesores técnicos de FP Ha implicado tres procesos adicionales que involucran a miles de docentes.

· En primer lugar, una recopilación de todas las especialidades que tienen los docentes afectados del cuerpo 3.

· En segundo lugar, han pasado todos los funcionarios de carrera del cuerpo a extinguir de profesores técnicos de FP (denominado cuerpo 3), bien al cuerpo de secundaria (denominado cuerpo 2), bien al nuevo cuerpo de sectores singulares (denominado cuerpo P) , dependiendo de si tienen o no un título universitario.

· En tercer lugar, tanto los que han pasado al cuerpo 2 como los que han pasado al cuerpo P deben poder optar a las mismas posiciones, algo que nunca antes había sucedido. Estas restricciones afectan seriamente el software existente y los datos almacenados en las bases de datos, estableciendo requisitos completamente nuevos e imprevistos”.

La urgencia de los plazos “no daba lugar a un análisis exhaustivo”

El informe también afirma que estos dos elementos singulares “se llevaron a cabo, y esta ha sido la realidad, con la urgencia que imponen los plazos establecidos por la Dirección General de Personal Docente (DGPD). Y esta urgencia no dio mucho lugar a un análisis exhaustivo de los procedimientos ni, por tanto, a las pruebas necesarias en tiempo y forma. El impacto y las consecuencias sobre los datos de los sistemas informáticos existentes no pudieron evaluarse adecuadamente en el momento oportuno”.

También se señala que desde la anterior Dirección General de Personal “no se actuó correctamente, ya que no se solicitó la implementación de actualizaciones de software que pudiera soportar los nuevos procedimientos. Así, el informe indica que el proceso “se realizó sobre la marcha y sin control de calidad y sin las necesarias pruebas previas que hubieran garantizado el buen funcionamiento del sistema”. Derivado de la falta de actualización del sistema informático, se han presentado errores como algunos datos fueron ingresados ​​en campos inválidosresultando en un ordenamiento incorrecto de los oponentes de 2023.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: