La Bestia de Parla vuelve a la cárcel de Valdemoro tras un nuevo robo con fuerza y violencia


Galphon GT, más conocido como ‘La Bestia de Parla’, ha regresado de forma preventiva al centro penitenciario de Valdemoro tras decretarlo un juez tras ser detenido de nuevo por robo con fuerza y ​​violencia, han informado a Europa Press fuentes sindicales.

«Los funcionarios del centro penitenciario Madrid III Valdemoro tienen una vez más en el centro penitenciario a este interno de perfil tan peligroso, violento y agresivo. La Bestia de Parla ha protagonizado muchos incidentes en Parla y en esta prisión durante ingresos anteriores. Es un viejo conocido de la plantilla y sabe perfectamente cómo ‘sobrevivir’ dentro de prisión, aunque muchas veces finge que no está bien de la cabeza y que tiene problemas mentales”, ha señalado Sergio García, delegado de CSIF, en un comunicado.

‘La bestia de Parla’ ha atacado a vecinos y policías del municipio madrileño de Parla, ha destrozado muebles en un juzgado y ha okupado varias viviendas. Suma más de 30 delitos en un año, el último en enero por acercarse a una vecina con la que tenía en vigor una orden de alejamiento en Parla.

«Perfiles de este tipo son custodiados a diario por funcionarios penitenciarios sin la formación y seguridad adecuadas. Desde CSIF Prisiones Valdemoro pedimos medios, recursos y la condición de Agente de la autoridad», ha reclamado.

una carrera criminal

Galphon es un viejo conocido para la Policía Nacional de Parla, ya que en los últimos casi dos años ha recopilado más de una veintena de detenciones y registros por agresiones, desórdenes públicos y atentado o desobediencia a la autoridad en las calles de la localidad. Sin embargo, como se trataba de delitos menores, lo dejaron en la calle a la espera de juicio.

Sin embargo, en uno de los últimos episodios violentos fue diferente. Precisamente, en la última vez que compareció ante el juzgado a finales de octubre destruyó el despacho del magistrado, por lo que fue enviado a prisión a la espera de juicio, concretamente al penal de Valdemoro.

Allí su comportamiento siguió siendo descortés y agresivo con los funcionarios, el resto de los internos y las instalaciones, por lo que lo cambiaron varias veces de módulo, hasta que terminó aislado. Recibió una decena de partes disciplinarios y hasta se plantearon cambiar de penal.

De hecho, según fuentes penitenciarias consultadas por Europa Press, en un solo día le dieron tres partes. La mayoría fueron por amenazas, coacciones e insultos a funcionarios, por destrucción de mobiliario, por resistencia activa a órdenes y posesión de artículos prohibidos.

Galphon GT ya había estado entre rejas entre 2016 y 2019 en los penales de Ocaña y también en Valdemoro, pero no se había comportado así. Algunos funcionarios creen que, envalentonado por sus miles de seguidores en redes sociales como TikTok, quería “montar el programa, salir en la televisión y que se hablara de él”. De hecho, ya ha pedido reunirse con un periodista. Otros empleados creen que tiene un trastorno psicológico no tratado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: