La Guardia Civil sorprende a una persona colocando varetas con pegamento en árboles para capturar jilgueros - torrevieja news today

La Guardia Civil sorprende a una persona colocando varetas con pegamento en árboles para capturar jilgueros


La Guardia Civil ha pillado in fraganti a una persona mientras capturaba pinzones, según Europa Press.

Durante la actuación desarrollada en Caravaca de la Cruz y llevada a cabo por especialistas del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona), los guardias civiles han recuperado y liberado dos jilgueros (‘Carduelis carduelis’) y se ha incautado el equipo de captura: 50 ramitas de plástico, una botella de pegamento, dos jaulas y un señuelo que emite sonidos similares a los de las aves.

La inspección de la parcela nos permitió localizar la mayor cantidad de aparatos de plástico, listos para ser utilizados, así como un frasco de la sustancia pegajosa, conocida como liga. En el sitio también se encontraron dos ejemplares de jilguero (carduelis carduelis) enjaulados y sin anillos, de los cuales esta persona no pudo acreditar su origen legal.

Durante la investigación, los guardias civiles especializados del Seprona detectaron la presencia de una persona en una finca agrícola de Caravaca de la Cruz, usando una llamada de sonido para atraer pájaros.

El método utilizado para la captura de aves se considera masiva y no selectiva que puede afectar negativamente a este tipo de población y al ecosistema y que, además de capturar estas aves canoras, permite la captura de otras aves que acuden al siniestro, cuyas las alas están pegadas en el linimento evitando que vuelen.

El presunto cazador furtivo ha sido investigado como presunto autor de un delito relacionado con la protección de la flora, la fauna y los animales domésticos por utilizar artes prohibidas para cazar pinzones.

Las diligencias iniciadas y la persona investigada han sido puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Caravaca de la Cruz.

El Código Penal, en su artículo sobre los delitos relacionados con la protección de la flora y la fauna, establece penas de prisión de 6 meses a 2 años o multa de 8 a 24 meses y, en todo caso, el de inhabilitación especial para profesión u oficio e inhabilitación especial para el ejercicio del derecho de caza o pesca por tiempo de uno a tres años.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: