El adis de Espinosa de los Monteros: azote de la “ultraderecha caviar” a la izquierda “sucia y malvestida”


En octubre de 2010, Ivn Espinosa de los Monteros y de Simón estaba a punto de cumplir 40 años y no dudó en posar para este periódico con un traje impecable y la barba que aún lo acompaña junto a su padre. carlos. En ese momento sólo era hijo emprendedor de los cuatro marqueses de Valtierra, título que otorgó Alfonso XIII a su abuelo en 1907 por su colaboración militar y diplomática. Este “hombre, español, cristiano, heterosexual, casado, padre de familia numerosa, patriota, capitalista, conservador, taurino y madridista” mostró interés por la política pero aún no se auguraba que, nueve años después, se convertiría en fundador. y portavoz en el Congreso de los Diputados de Vox, partido de reciente creación como flagelo de la izquierda y el separatismo, e incluso del Partido Popular, defensor de la unidad de España frente a la nacionalismos “incompatible con la democracia”.

Con apellido, su padre había labrado una impresionante carrera empresarial ligada al poder. Pasó de agregado comercial en Chicago en pleno franquismo a presidente de ibérica con Felipe González, director de Inditex, presidente de Mercedes Benz-España y, como último cargo, alto comisionado del Gobierno de Mariano Rajoy para la Marca España hasta 2018. En ese momento, Ivn, uno de sus cinco hijos, ya se había acercado a la política a través de una formación surgida en 2013 y aún no había logrado ninguna representación institucional. La cabeza visible de él era el líder. popular Alejo Vidal-Quadras.

IV
Ivn y Carlos Espinosa de los Monteros, en un reportaje para Revista torrevieja news today en 2010.BEGOA RIVAS

Su vida laboral la había pasado durante mucho tiempo a caballo entre los Estados Unidos. Licenciado en Ciencias Económicas y Empresariales por ICADE, con un MBA por la Universidad Northwestern de Illinois (EEUU), habla tres idiomas y ocupó puestos de responsabilidad en diversas empresas de auditoría, gestión de capital riesgo e inmobiliarias en España y Nueva York y Miami, donde no siempre tuvo buena fortuna, y tuve yoinversión inmobiliaria en Varsovia y Madrid. Fue en la capital donde apostó con éxito por la conversión de espacios industriales en viviendas de lujo, tarea que compartió con su mujer, Roco Monasterio, arquitecta de origen cubano y anticastrista a la que había conocido en su periplo americano. Se casaron el 15 de mayo de 2001, día de San Isidro, en Esclavas de la Moraleja con la bendición del Papa J.Juan Pablo II y una celebración en el exclusivo Real Club Puerta de Hierro. Juntos tuvieron cuatro hijos y juntos se lanzaron a impulsar a Vox envueltos en sus valores conservadores, católicos, monárquicos y económicamente económicos. ultraliberales.

Espinosa y Monasterio, el d
Espinosa y Monasterio, el día de su boda en 2001.@monasterioR

Salida del PP, “como las drogas”

Fue en enero de 2012, cuando conocí personalmente santiago abascal en una cena de tertulias de Intereconoma unos días antes de que el vasco compareciera en la Audiencia Nacional para declarar sobre el acoso de nacionalistas que sufrió cuando fue elegido concejal del PP en Llodio (lava). Espinosa de los Monteros, en lo que puede interpretarse como su primer gesto político público, lo acompañó ante el tribunal. Para entonces ya se había desencantado del Partido Popular, de escándalo en escándalo por la corrupción. “Yo era votante del PP, pero te sales de todo, como de las drogas”confesado en 2019.

Entre 2014 y 2016 fue secretario general de Vox, llegó a ser secretario general adjunto de Relaciones Internacionales y en 2019 obtuvo un escaño que le convirtió en la cara parlamentaria visible del partido. En ese momento, su mujer tomó las riendas del partido en la Comunidad de Madrid. Para Joan Baldov, diputado de Comproms, ambos se convirtieron en el ejemplo perfecto de la “caviar de extrema derecha”.

Rugby, Nadal y Real Madrid

Como buen aficionado al fútbol -aunque jugaba al rugby, ama el tenis y sufre con Rafa Nadal-, su estilo ha sido un juego de ataque, asumiendo que el rival pudiera atraparle en una contra. Ha tenido rifirrafes en el Congreso con los partidos nacionalistas, “que quieren acabar con la unidad de España”, con Podemos, “enemigos de España, por cualquier política que venga de la morada, especialmente las relacionadas con la memoria democrática, la violencia de género”. o la Ley Trans, y con el PSOE, entre otros, por la política de inmigración, “porque no hay dinero pero hay dinero para mantener las ‘menas’ en toda España y la estancia de los inmigrantes ilegales en Canarias”. Durante el debate electoral Previo al 23J, se dirigió a la vicepresidenta y dirigente de Sumar, Yolanda Díaz, refiriéndose a su aspecto físico: “Una dirigente muy dulce, muy agradable, con un tono muy atractivo, que ha mejorado mucho su aspecto personal y eso está muy bien”. .”

Espinosa y Abascal, en un acto en defensa de la Constitución
Espinosa y Abascal, en un acto en defensa de la Constitución.JAVIER BARBANCHO

La izquierda. En sentido amplio, ha sido objetivo y la definió en una entrevista en Miami 2019 como “sucia, desvestida y con coleta” y, en su opinión, “habría que analizar si tienen derecho a estar en el juego político”. ” Pero tampoco se salvó Ciudadanos, a quien definió como “pulcros, bien vestidos, rapados a la izquierda, muchachas bonitas, jóvenes, guapas, ya la derecha le seduce ese aspecto”.

En respuesta a los latigazos verbales, ya veces radicales, del exlíder de Vox, se ventilaron sus antepasados, militares cercanos a Franco, presentes en el encuentro entre el dictador español y Adolf Hitler en Hendaya. Era hermano de su bisabuelo, Eugenio Espinosa de los Monteros, quien también fue embajador de España en el Berlín nazi entre 1940 y 1941.

Polémico negocio inmobiliario

Sin embargo, la verdadera polémica no solo lo ha rodeado por sus palabras, sino también por asuntos judiciales llevados a cabo con la actividad inmobiliaria de Espinosa de los Monteros y su esposa.

En 2019, el actor y comediante arturo valles demandó a Roco Monasterio tras contratarla en 2005 para reformar un local comercial en el barrio madrileño de Lavapis destinado a convertirse en su vivienda. Las obras se realizaron sin licencia y sin acreditar el cambio de uso, por lo que la Audiencia Provincial condenó el pasado mes de enero a Monasterio a indemnizar al actor con 8.043 euros por ser “consciente de su ilegalidad”.

En diciembre de 2021, el Corte Suprema criticó a Espinosa de los Monteros por intentar evitar pagar 63.000 euros por las obras de su casa en Madrid, una moderna y lujosa vivienda unifamiliar en el barrio de Chamartín que la familia adquirió en 2014 con una hipoteca de 1,2 millones de euros. euro. La pareja no solo no pagó al constructor, sino que declaró en quiebra a la empresa a través de la cual debían pagar. Cuando Espinosa de los Monteros fue demandada en el Congreso por su renuncia tras ser sentenciado por no pagar la remodelación de su casa de cuatro pisos, se limitó a responder: “No tiene cuatro plantas, sino cinco”.

Además, la casa no tenía la licencia de habitabilidad y habitabilidad y estuvo a punto de ser sellado por el Ayuntamiento de Madrid. Eso llevó a que se le recordara en el Congreso que él fue “un ocupante de K” durante años.

Sus problemas judiciales aumentaron en abril, cuando Autoridades fiscales descubrió que junto a su mujer supuestamente había inventado facturas falsas por valor de 169.000 euros por asesoramiento inmobiliario que, según el agencia tributaria, nunca existió. Además, desvelaron que intentaron gravar la venta por valor de 25 millones a través de dos sociedades sin actividad.

Según los criterios de

El proyecto de confianza

Saber más

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: