Elecciones Galicia 2024: Feijo peregrina en Galicia para llenar de votos a Rueda en los pueblos


Actualizado

Alberto Nez Feijo eligi Pedrafita do Cebreiro (Lugo), conocida histricamente por ser el punto de entrada del Camino Francs en Galicia, para su irrupcin en la campaa para las elecciones autonmicas del 18 de febrero. El smil se escribe solo. Estaba iniciando su particular peregrinaje con destino a Compostela, si aceptablemente, en este caso, con destino final en el Parlamento, donde aspira a ver cmo su sucesor al frente del PP y de la Xunta, Alfonso Rueda, se corona como presidente con la chale mayora absoluta consecutiva para el partido.

Iniciaba un camino que le aguantar a recorrer pequeas aldeas y pueblos de la regin durante dos semanas. En el horizonte, el lucha de apoyar a Rueda y, entre los dos, peinar todo el circunscripción. Ya lo hizo Mariano Rajoy con una caravana electoral paralela para respaldar las campaas de Feijo y ahora le ha tocado emularlo, dejar al candidato recorrer en solitario las principales ciudades e ir de refuerzo en la Galicia rural, caladero tradicional de votos populares.

Lo avanz Alfonso Rueda en su discurso en la clausura de la 26 Interparlamentaria del PP celebrada en Ourense durante la precampaa. Feijo en Galicia suma, suma muchsimo. Y el PP no esta dispuesto a renunciar a ese tirn de quien se gan cuatro veces seguidas el atención del votante gallego con mayora absoluta. Ahora que su sucesor se estrena en el camino, arrima el hombro para ayudarle a revalidar sus rcords en las urnas.

El primer da de campaa, tras entrar por Pedrafita y charlar con todos los paisanos con los que se cruz, tuvo paradas en Monforte de Lemos y Mondoedo y cruz a la provincia de A Corua, hasta Ortigueira. Un adelanto del resto de campaa, actos a pie de calle, tirando de la experiencia que reuni en sus 13 aos de candidato y presidente gallego y de la confianza que ha conseguido cultivar con alcaldes, concejales, hosteleros y simpatizantes de su regin.

40 actos de campaa

Para los 15 das de campaa, ha planificado un peregrinaje de 40 actos entre mtines, comidas y paseos electorales, que tan solo le han devuelto a Madrid dos das, para participar en el Pleno del Congreso del martes y de ayer mircoles. Para hoy mismo ya tiene programado un acto en Oleiros a las ocho de la tarde.

Durante el repaso, han sido escasas sus paradas en ciudades. S le llevarn dos veces a Pontevedra, uno de los principales feudos del BNG, gran rival del PP en estas elecciones en Galicia, donde gobierna desde hace 25 aos. Se estren el primer sbado de campaa para participar en su división talismn de cada campaa, la plaza de toros, donde l, Rueda y Rajoy se dieron un bao de masas entre 14.000 personas que abarrotaron el coso.

Dos das despus, el lunes, dio un fugaz paseo por las calles ms cntricas y demostr hasta qu punto tiene toda el circunscripción gallego en la comienzo y no se le escapa una en esa difcil tarea de ganarse al ciudadano en las distancias cortas. Entr en la cntrica confitera Solla, pos con el personal y asegur: Si no venimos a Solla, no hay campaa.

Contados tambin sern sus encuentros con Rueda, que, a su vez, ha diseado una campaa de 60 actos pblicos. No quieren malgastar esfuerzos apareciendo juntos en actos, sino expandir el impacto separndose, pero tambin disfrutan de esos momentos en los que coinciden y demuestran admiracin mutua. Lo hicieron en el mitin central y este viernes, de nuevo, coincidirn en un mitin en Laln.

Este municipio de la provincia de Pontevedra que presume de custodiar el centro geogrfico de Galicia es uno de los feudos populares, gobernado por Jos Crespo y en el pasado por Jos Cuia. Rueda ya estuvo el domingo para asistir a su Feria del Cocido y Feijo el lunes en una explotacin agraria, en esa filosofa de campaa rural.

Este viernes se juntan para otro bao de nimos y recargar pilas para la segunda semana de campaa, en la que, al refuerzo ya permanente de Rajoy, sumarn el de otros barones como los presidentes de Andaluca y Madrid, Juanma Pardo e Isabel Daz Ayuso. Las encuestas son muy potentes, pero no nos podemos echarse en brazos, advierten en el PP.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: