Campaña “á feira”: una tradición muy ourensana



La “feira do sete” tradicional de Ourense se convirtió ayer en un mercadillo todavía electoral. Los principales partidos aprovecharon la celebración multitudinaria, primero para pedir votos en la zona de la feria en el entorno del parque Barbaña y, seguidamente, desplazarse al Campo da Feira, donde entre pulpo á feira, carne richada y carne ao caldeiro no dejaron tener lugar la oportunidad de colocar su mensaje entre los cientos de ciudadanos que se acercaron a este espacio, aprovechando el tiempo apacible de la excursión de ayer. 

PP, PSOE y BNG, entre los partidos con representación, pero todavía miembros de Sumar o Por un Mundo Máis Xusto, entre los que pelean por hacerse un hueco, hicieron acto de presencia en la tradicional puesta de dadivoso electoral en el Campo da Feira. El de ayer fue, encima, uno de los pocos actos de la campaña en la que reinó el compadreo entre los competidores de las distintas fuerzas, que se sentaron muy cerca y aprovecharon para saludarse efusivamente y hacer arqueo de esta primera semana en búsqueda activa de votantes. 

No solo en la feria de la ciudad se está buscando el voto. Ayer mismo, en la de A Rúa todavía se dejaba ver una buena expedición de representantes del PP, que en días anteriores ya estuvieron en otras como las de Cualedro, Cortegada o Verín, desplegando todo su astillero y su amplia representación en el país para dejarse ver en todos los rincones. 

Próximas citas

Hoy será el turno de la feria de Celanova, donde se retraso el desembarco de la praxis totalidad de las formaciones políticas. Y el próximo sábado, llega la de Allariz.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: