Próximo rival del COB: Betis, el equipo de nunca acabar



Si hay un equipo del que es complicado hacer el scouting ese es el próximo rival del COB. El Betis ha estado jugando casi toda la temporada con caras nuevas y bajas constantes para tratar de aspirar a un avance que siempre ha tenido allí. En media temporada, el equipo hispalense ha utilizado 21 jugadores, ha hecho 7 fichajes y ha cambiado de preparador, incluso de ayudante. Todo impulsado por el colección mexicano XOY y con el patrón venezolano Carlos Ardid al frente.

Tanto zarandeo que algunos de los jugadores que han sobrado en Sevilla son ahora esencia en sus rivales. Cameron Krutwig fue el punto de inflexión de Lleida, Caio Pacheco el almohadilla titular del Tizona y Roko Rogic uno de los medios que ha predilecto el Burgos para aspirar al avance directo. Tres fichajes para equipos de la zona eminente que sacó por la puerta de a espaldas un Betis que llegó a ser colista.

El problema para el COB es que tras todos esos movimientos el presente Betis es, con mucha diferencia, el más solvente. A almohadilla de talonario, ha opuesto el seguridad y los resultados. De los cuatro últimos partidos ha hato tres, incluyendo la cancha del Burgos, y la única derrota fue tuteando al Estudiantes en Madrid. Promediando 94 puntos por partido.

El rival de mañana está más próximo al nivel de los equipos de avance directo que de la zona media. La arribada de Branden Frazier es una brinco con destino a hacia lo alto por sí solo. Un tahúr muy por encima del nivel de la ataderas y que está promediando 15 puntos por partido sin aprovecharse nunca del balón. Capaz de tener lugar a un segundo plano a un anotador tan destacado por Eddy Polanco. Dos “killers” que puede relevarse o retar a la vez para ser referentes de una plantilla con enorme amenaza foráneo.

De las ventajas que generan los escoltas se aprovechan tiradores fiables como Rihard Kuksiks, Joaquin Rodríguez o Adriá Domenech. Pero incluso crean espacios para que finalicen con facilidad los interiores Emmanuel Wembi o Brooks de Bisschop.

La arribada de un almohadilla de garantías como Lucas Faggiano, el regreso de un cornisa sólido como Pablo Almazán y los minutos de rotación de Kaspars Berzins, Pablo Marín o Nedim Dedovic completan un equipo interminable y sin debilidades.

Solo el contrapeso del inicio impide al Betis estar más hacia lo alto en la clasificación, pero el partido delante el COB es, para colmo de los hándicaps cobistas, la cita esencia para enrolarse por primera vez a la pelea por la zona de play off.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: