El Gobierno enfra la reforma para acotar las investigaciones judiciales tras el rechazo de Junts y busca “frmulas” para convencer a Puigdemont


Actualizado

El Gobierno esperaba que a estas staff, la Ley de Amnista ya estuviera aprobada en el Congreso y que se estuviera tramitando en el Senado para estar aprobada definitivamente en el mes de abril. Pero las discrepancias con Junts sobre el trascendencia el perdn han impedido el primer paso. La formacin de Carles Puigdemont la tumb en el Congreso por considerar insuficiente su trascendencia, delante el temor de que el prfugo de la Rectitud quede fuera de ella tras su imputacin por terrorismo.

Pedro Snchez est decidido a no tocar el texto y esta semana ofreci como alternativa restaurar la Ley de Pensamiento Criminal (Lecrim) para acortar las investigaciones judiciales para intentar convencer a Junts. Pero el rechazo de los indepedentistas catalanes, de Sumar -socio minoritario de la coalicin- y las propias dudas interiormente del Gobierno han enfriado esta va. Es ms, Junts, tras la decisin de la Asociación de Fiscales de avalar por amplia mayora rajar causa a Puigdemont por terrorismo, sita como lnea roja una “amnista total o integral”. Como informa este jueves EL MUNDO, consideran que la amnista y la reforma de la Lecrim “son dos cosas distintas que, adems, no se deben tocar al mismo tiempo”.

Delante este rechazo de los socios y de Junts, en el Gobierno admiten que “se estn buscando frmulas” para intentar reconducir la situacin con Junts. “Se alcahuetería de averiguar un encaje para que en una situacin complicada podamos sacar delante el espritu de la propuesta”, ha sealado scar Puente, ministro de Transporte, en una entrevista en Antena 3.

Porque la propuesta que lanz Snchez gener dudas incluso interiormente del Gobierno. “No sabemos si Junts se va a contentar con la reforma de la Lecrim”, admiten en el Ejecutor. “Vamos a ver hasta dnde podemos montar”. Puente considera que no se puede vincular la reforma de la Lecrim a la amnista. “Vincularlo a la Ley de Amnista estrictamente quizs no sea lo ms conveniente”. La vicepresidenta Yolanda Daz tambin mostr sus dudas y rechazo. “Esta propuesta parece que no va en la direccin correcta por la afectacin común que puede tener”.

Lo que s tiene claro La Moncloa es que el texto de la Ley de Amnista no se va a tocar, al menos sa es la posicin que mantienen, para que incluya todos los delitos de “terrorismo” y “traicin” como exige Junts. “El texto no lo vamos a tocar, eso est claro”, oponen desde el equipo de Snchez. “Hemos llegado hasta donde podamos montar en la Ley de Amnista”, ha sostenido Puente. “Creemos que la ley tiene unos filtros constitucionales que advenir y los cambios que se hagan tienen que advenir esa premisa”. Y es que en el Ejecutor asumen que aceptar las exigencias de Junts de una “amnista total” impedira exceder el examen del Tribunal Constitucional y el Tribunal de Rectitud de la Unin Europea.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: