llamó a emergencias pidiendo ayuda



Esta mañana el entorno de la tajada de la asiento de Portonovo, en Pontevedra, permanecía acordonado para tratar de acotar el transporte que cayó al mar en torno a las 4:20 de la mañana.

En su interior se encontraba su conductor, de 44 abriles de etapa, que, según las primeras informaciones que han trascendido, sería el que llamó a los servicios de emergencia para pedir ayuda mientras su coche se estaba hundiendo.

No sabía nadar

De confirmarse este supuesto, habrían sido unos minutos agónicos en los que la propia víctima pedía ayuda a emergencias porque encima no sabía nadar. El dispositivo de rescate se puso en marcha rápidamente. Un gran operante formado por Policía Tópico, Emergencias, Policía Civil, Bomberos y Socorro Náutico, que pese a los esfuerzos, al durar encontraron el cuerpo del hombre ya flotando en el agua.

Según las primeras investigaciones del servicio de emergencias, el conductor habría acabado salir del transporte, pero el singladura y las fuertes corrientes le habrían impedido durar a la costa y ponerse a ileso. De hecho, el mar lo habría desplazado del motivo del hundimiento hasta la zona del andén en la que permanecen atracadas las lanchas, donde fue localizado.

Se investigan las causas

Con todo, las autoridades continúan investigando lo ocurrido para tratar de esclarecer las causas concretas del suceso.

Para ello será importante todavía analizar el transporte cuando éste pueda ser recuperado. Poco que se ha dificultado en las últimas horas adecuado a la entrada de la contratiempo Karlotta en Galicia, que está dejando unas muy malas condiciones del mar adyacente con robusto profusión y singladura.

El hombre, vecino de Noalla, una parroquia de la asiento de Portonovo, era muy conocido en la zona y el suceso ha causado una gran conmoción. A primera hora de esta mañana, los vecinos y marineros que llegaban hasta el entorno de la tajada donde ocurrió la tragedia, no se explicaban lo que pudo ocurrir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: