¿Viagra contra el Alzheimer? Fármacos para la impotencia podrían disminuir el riesgo de enfermedad neurológica



El estudio se ha realizado a más de 260.000 hombres y parece demostrar que hay una relación clara causa- impacto pero no prueba que los medicamentos para la disfunción eréctil reduzcan el peligro de alzhéimer. Es solo una asociación

Uno de los medicamentos más utilizados para la impotencia es la viagra. Una terapéutica que lo que hace es dilatar los vasos sanguíneos para permitir que fluya más linaje. En un principio, se desarrollaron para tratar la hipertensión arterial.

Ahora, este estudio sugiere un nuevo impacto colateral desconocido en esta enfermedad neurológica.

La años media de los 269.725 varones participantes en el estudio fue de 59 primaveras, todos habían sido diagnosticados recientemente de disfunción eréctil y nadie tenía problemas de memoria.

Se les controló durante cinco primaveras. Los resultados mostraron que entre aquellos que tomaban medicamentos para la impotencia, 749 desarrollaron alzhéimer

Entre los que no tomaban los medicamentos, 370 desarrollaron la enfermedad

Finalmente los investigadores llegaron a la conclusión de que las personas que tomaban medicamentos para la disfunción eréctil tenían un 18% menos de probabilidades de desarrollar Alzheimer que aquellos que no tomaban los medicamentos.

Un importante hallazgo que todavía requiere de más investigación. La autora del estudio Ruth Brauer ha dicho que “ se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos, cultivarse más sobre los posibles beneficios y mecanismos de estos medicamentos y analizar la dosis óptima”.

Lo importante es que estamos delante una organización prometedora

Ivan Koychev, de la Universidad de Oxford, reconoce que “se manejo de un avance significativo, ya que la reutilización de fármacos ya existentes para la prevención de la demencia es una organización prometedora para evitar que la demencia se desarrolle, en primer oportunidad, utilizando fármacos con un perfil de seguridad conocido”.

Ahora queda por delante, seguir investigando y realizar más ensayos clínicos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: