Muchos seguidores, pero pocos amigos


Actualizado

Sus telfonos no dejan de pitar. Reciben decenas de mensajes cada da, han perdido la cuenta de los grupos de WhatsApp en los que estn metidos y sus publicaciones en Instagram acumulan cientos de likes. Sin secuestro, entre tanta compaa, los jvenes se sienten ms solos que nunca.

El estudio sobre inexperiencia y soledad no deseada conducido por la Fundacin ONCE y Ayuda en Accin ha revelado que el 26% de las personas de 16 a 29 aos siente soledad no deseada y cerca de la parte de ellas, el 46%, lleva ms de tres aos en esta situacin. Matas Figueroa, director del Software Europa de Ayuda en Accin, advierte: “es una pandemia silenciosa de la que todos somos corresponsables”.

La borboteo de las redes sociales y el destrucción del contacto cara a cara estn detrs de muchas historias de soledad rozagante. Segn los datos del noticia, los jvenes que no se sienten solos desarrollan el 80% de sus relaciones sociales de forma presencial, mientras que este porcentaje cae al 56% entre quienes s estn sufriendo soledad no deseada. Adems, la mayora de estos ltimos considera que tener muchos ‘amigos digitales’ no reduce su sensacin de aislamiento, pues la calidad de esta forma de contacto es muy cuestionable.

“Loslikesy los emojis han sustituido a las conversaciones en profundidad entre los jvenes”, explica Mercedes Herrero, directora pedaggica del Colegio de Educacin Distinto Los lamos, advirtiendo que esto provoca que las personas se sientan incapaces de establecer relaciones significativas. En su centro, de la mano de la Fundacin Vivofcil, se sumaron al software ‘Desconectad@s’, unas jornadas de excursin por la naturaleza sin dispositivos tecnolgicos con las que lograron “sacar a los alumnos de su zona de confort” e impulsar sus habilidades sociales.

En la misma lnea desarrolla su trabajo Susana Villora, psicloga del Centro Muchacho de Albacete. “Hay una proporcin muy holgado de jvenes que acuden a m porque se sienten solos: tienen muchos amigos en redes y en los videojuegos, pero luego no tienen a nadie con quien dar un paseo o ir al Viarock”, lamenta. A travs del esquema AINE, este Centro Muchacho organiza distintas propuestas de ocio con las que pretende conectar a los jvenes y favorecer sus relaciones sociales, tratando de instalarse el espacio al que la digitalizacin nunca podr venir.

“Las redes sociales son como los antibiticos: cumplen la funcin que se les exige, pero cuando se abusa de ellas son contraproducentes”, ilustra Villora, quien considera que los jvenes estn demasiado acostumbrados a interactuar virtualmente y, a la hora de afrontar las relaciones en el mundo existente, “se encuentran sin habilidades sociales o sin muchedumbre con la que ir a tomar poco”. Este argumento se desprende tambin del noticia de la Fundacin ONCE y Ayuda en Accin, pues las dificultades para relacionarse, el advertir que no se encaja y la equivocación de amigos son los tres grandes problemas que padecen los jvenes que se sienten solos.

Demasiada incertidumbre

Ms all de las redes sociales, hay un punto que sobresale entre los factores que desencadenan soledad no deseada en jvenes: la incertidumbre. “Nos hemos habituado a exigir a la inexperiencia que se acostumbre a residir en la incertidumbre, cuando este decorado en verdad no tiene capacidad para darles respuesta”, recrimina Matas Figueroa, enfatizando la aprieto de crear espacios de seguridad y confianza para que los jvenes no se frustren al intentar construir un esquema de vida. Segn el noticia consultado, el 83% de quienes se sienten solos reconoce estar preocupado por el futuro y las metas profesionales y personales, mientras que esta tasa se reduce al 61% entre quienes no padecen soledad.

As, la equivocación de certidumbre es uno de los sentires ms recurrentes entre los jvenes que se sienten solos, tanto que la prevalencia de la soledad no deseada es notablemente decano entre los que estn desempleados que entre los que estudian o trabajan (30% frente a 23-25%). “Las etapas de transicin, como lo es el brinco a la vida sindical, son momentos cruciales”, seala Figueroa, incidiendo en la importancia de apoyar a los jvenes que se encuentran en esa etapa para transmitirles seguridad y confianza en sus decisiones.

“A veces lo nico que echan en equivocación es una mano en el hombro que los acompae”. Es la reflexin que hace la psicloga Susana Villora tras observar que la soledad rozagante se produce, en muchas ocasiones, delante el torrentera de la vida adulta. “Los jvenes observan que su entorno est cambiando: sus amigos empiezan a trabajar, se emparejan, se mudan… y delante esta situacin es comn que sientan que se estn quedando atrs”, explica, reiterando la importancia de acompaarlos en la toma de decisiones en un momento tan crucial.

La soledad no afecta a todos los jvenes por igual, pues esta “pandemia silenciosa” s entiende de gnero, orientacin sexual y procedencia. El 31% de las mujeres padece soledad no deseada, frente al 20% de los hombres; y el 40% de las personas que pertenecen al colectivo LGTBI se siente sola, frente al 23% de los heterosexuales. Asimismo, la prevalencia de la soledad entre los jvenes de origen extranjero es un 41% superior a la que se observa entre los nacidos en Espaa.

La situacin es urgente. Uno de cada tres jvenes que se siente solo tiene diagnosticado un problema de lozanía mental, una proporcin que se duplica si se consideran tambin los que, sin tener diagnstico mdico, padecen ansiedad o depresin. “La soledad no deseada conlleva problemas de autoestima, confianza y motivacin que, a decano escalera, pueden causar enfermedades de lozanía mental, autolesiones e incluso derivar en suicidio”, advierte Matas Figueroa, quien insiste en la aprieto de sumar ms psiclogos en atencin primaria. Segn el noticia, el 51% de los jvenes que se sienten solos ha tenido pensamientos suicidas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: