Quejas por el aumento de los excrementos caninos en Celanova



Las conductas incívicas de los propietarios que no recogen las deposiciones que sus mascotas realizan en la vía pública están generando malestar y enturbiando la convivencia en el casco urbano celanovés.  En las últimas semanas, se ha notado un incremento de excrementos caninos en aceras y parques. “Quizás, só se salva a  Praza Maior, o resto, atópalas en calquera rúa: no Areal, na Francisco González Rey, na Castor Elíces, na avenida…”, enumeran desde el servicio de desinterés municipal. 

Un declaración que comparten muchos vecinos, molestos por tener que esquivar los excrementos “olvidados” en la vía pública y que respaldan incluso los propietarios de mascotas que sí cumplen con sus obligaciones, quienes se ven señalados por los comportamientos de terceros. La situación la padece, especialmente el personal de parques y jardines quienes corroboran el comportamiento incívico de algunos que no respetan ni la zona de juegos de niño, ni recogen las deposiciones que los animales realizan en el nuevo parque facultado en el entorno de la capilla de San Miguel. 

Desde el Concello de Celanova, el corregidor Antonio Puga recordaba la existencia de una reglamento municipal que recoge textualmente la obligación de los propietarios de los perros de congregar convenientemente los excrementos, así como de la prohibición expresa del comunicación de los perros a las zonas de colección de niño de las plazas y parques del municipio. “Falouse coa Policía Circunscrito para que fagan unha particular vixilancia do cumprimento desta reglamento, dadas as reiteradas mostras de pouco civismo por parte dalgúns propietarios de cans”, dijo Puga, lamentando las situaciones incómodas que tiene que soportar el servicio de floricultura, pero incluso el malestar entre la ciudadanía, así como los problemas de sanidad y la mala imagen que ofrece de la villa.

La reglamento municipal actual establece, basándose en la constitución autonómica, sanciones de entre 100 y 500 euros para los propietarios de las mascotas que no cumplan con sus obligaciones, consideraba una infracción leve. 

Desde la Policía Circunscrito confirmaban que, en lo que va de año, no se ha tramitado ninguna puro, pero sí que se “ha apto” a varios propietarios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: