Investigado por circular en Ourense con un tacógrafo manipulado y dar positivo dos veces



Una patrulla de la Gendarme Civil de Tráfico de Ourense detuvo a un camión en la A-52, a la cúspide de Sandiás, y tras la inspección pertinente, comprobaron que el tacógrafo digital no correspondía con la identidad del conductor, sino con la del apoderado de la misma empresa.

De esta guisa, el camionero investigado podía eludir los tiempos obligatorios de conducción y de refrigerio a los que están sometidos todos los transportistas por ley.

Este fraude de ley está considerado un delito de falsedad documental que, diferente de poner en peligro la vida del conductor y del resto de usuarios de las carreteras, conlleva unas penas de prisión de hasta tres abriles y multas de hasta doce meses.

Dos veces positivo en el mismo día

Tras inmovilizar su transporte, la Gendarme Civil igualmente sometió al conductor del camión a una prueba de trinque y drogas que arrojó positivo en dos sustancias: cocaína y THC.

Esa misma indeterminación, en otro control en la provincia de Pontevedra, volvió a dar positivo en ambas sustancias.

El atestado de los agentes ha sido remitido al Magistratura de Gendarme de la billete ourensana de Xinzo de Limia.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: