El presidente del Parlament balear de Vox sobre la crisis en su grupo: “Ha sido un espectculo y pido disculpas”


Actualizado

Uno de los hombres leales a Santiago Abascal en Baleares, Gabriel Le Senne, admite que Vox ha protagonizado en las ltimas dos semanas un “espectculo” y un episodio “rebuscado” con la escenificacin de la ruptura de su agrupación parlamentario, dinamitado de forma sbita por cinco diputados dscolos.

Esos cinco parlamentarios expulsaron al propio Le Senne y a la presidenta de la formacin en las Islas, Patricia de las Heras, entreambos del ala oficial del partido y leales a la cpula doméstico. Vox reaccion a su vez iniciando un proceso de expulsin de los disidentes.

Ayer jueves Vox emiti una nota donde anunciaba la reconciliacin. Madrid paralizaba la expulsin de los diputados dscolos y stos readmitan a los dos expulsados en el agrupación parlamentario, que retornar as a tener siete miembros y seguir dando apoyo al PP, que gobierna en solitario la regin insular desde julio de 2023.

Este anuncio pblico para tratar de zanjar pblicamente la crisis se produjo un da despus de que los letrados del Parlament balear frenaran el trastazo de mano de los cinco dscolos paralizando la salida de Le Senne de la presidencia parlamentaria. Poco que l mismo dio por hecho en los primeros compases de la crisis la pasada semana, llegando a afirmar que el cargo es “una carga”.

En la maana de este viernes Le Senne ha nacido pblicamente a confirmar que seguir en la presidencia y que est dispuesto a “cerrar heridas” y retornar a trabajar codo con codo con sus compaeros de filas sublevados hace al punto que unos das.

“Resiste”

Ha admitido al respecto que fue el entorno de Abascal el que le pidi que no abandonara el cargo y “resistiera” mientras se dirima la batalla jurdica en el seno del Parlament.

El presidente de la Cmara legislativa balear, segunda autoridad de las Islas en la jerarqua institucional, ha asegurado que cierra la crisis con sus compaeros de agrupación parlamentario sin heridas, al tiempo que ha agradecido que el Parlament no sale “reforzado” y ha pedido disculpas a los ciudadanos por el “espectculo” ofrecido.

As se ha expresado Le Senne esta maana frente a su despacho oficial. “Me alegro de que al final no haya llegado la parentesco al ro”, ha dicho, confiando en que podr trabajar “con profesionalidad” con sus compaeros.

Ha defendido que solicitar los informes jurdicos fue un tiento porque ha permitido “este ‘impasse’ y salir de esta situacin”.

Las contrapartidas

Le Senne ha rechazado que en el acuerdo cogido exista una contrapartida especfica para contentar a los diputados rebeldes, ms all del compromiso de “seguir trabajando unidos” al que aluda el comunicado oficial.

Adems, el presidente del Parlament ha afirmado que no le consta que se vaya a retirar la portavoca a Idoia Ribas, una de las diputadas que ha liderado la sublevacin frente a la cpula, ni ningn otro cambio organizativo internamente del agrupación parlamentario.

Al mismo tiempo, Le Senne ha expresado que, lgicamente, no comparte las acusaciones de parcialidad que vertieron sus compaeros en el memoria de expulsin: “Otra cosa es que siempre hay quejas puntuales, cuando das la razn a uno o la das al otro siempre se queja la otra parte. Siempre lo intento hacer lo mejor posible y representar con ecuanimidad en los plenos”.

Igualmente, el presidente del Parlament ha indicado que como miembro del comit ejecutor provincial de Vox intentar seguir teniendo “buena relacin personal con todo el mundo” pero no se ha pronunciado sobre posibles cambios en la direccin regional. “Entiendo que tendremos que ir hablando y hacer las mejoras oportunas, pero no necesariamente en la direccin, ya veremos”, ha sido el nico comentario.

Mientras que el comunicado oficial lanzaba reproches a la prensa acusndola de amplificar la crisis con “filtraciones interesadas” e “informaciones distorsionadas”, Le Senne ha agradecido el trabajo de los periodistas durante estas dos semanas. “Creo que los escritos de expulsin eran graves y merecan la repercusin que han tenido”, ha ostensible.

Para Le Senne, la crisis ha sido una “controversia extenso internamente del agrupación, como pasa en todos los partidos y empresas”, slo que “en esta ocasin ha sido tan extenso que ha nacido a la luz pblica”, “de un modo un tanto rebuscado”. “Pero ya est, se ha solucionado y esperemos que no tenga ms consecuencias”, ha apostillado.

Reformas del reglamento

Igualmente, el presidente ha suavizado ahora su apoyo a la reforma del reglamento propuesta por los nacionalistas de Ms desde la oposicin parlamentaria para combatir el transfuguismo, que en su momento consider “muy oportuna” y trat de acelerar. La reforma le hubiera permitido expulsar del agrupación parlamentario a los diputados dscolos una vez fueran expulsados de Vox.

“Habr que estudiarlo con tranquilidad, pender tambin de la posicin del partido en instinto de las nuevas circunstancias”, ha aguzado.

En esta lnea, Le Senne ha argumentado que la reforma que se hizo en anteriores legislaturas, con ocasin de la crisis de Xelo Huertas y su expulsin de Podemos, “a lo mejor se resolvi mirando demasiado ese caso particular y el resultado no ha sido valentísimo”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: