Brueckner buscaba a una niña “rica” para venderla a una pareja sin hijos


Parece que con el paso de los primaveras este caso deja de convocar la atención de la sociedad, pero sin bloqueo, siguen saliendo cada vez más novedades que podrían arrojar luz sobre éste. La desaparición de Madeleine McCann conmocionó al mundo y a día de hoy no se sabe con certeza lo que ha pasado. Lo único que se tiene es un sospechoso: Christian Brueckner, que fue evidente como tal por los fiscales portugueses en 2022. Lo hicieron con el objetivo de que no prescribiera el caso, sin bloqueo aún no ha sido condenado. El informante que lo ha pronunciado es su ex amigo Helge Bushing, que contó a las fuentes de la investigación que Brueckner le había confesado el secuestro y asesinado de la pequeño. Ahora, ha aparecido un nuevo informante que podría suponer otro apoyo al relato de Bushing.

Ken Ralphs es un inglés de 59 primaveras que vive en Portugal y ha evidente que sabe de primera mano que Brueckner tenía planeado secuestrar a una pupila de Praia da Luz para dársela a una pareja de ricos que no tenían hijos. Según ha informado La Razón y basándose en el declaración de Ralphs a Martín Brunt (Sky News), Ralphs y Brueckner tenían un amigo en popular. Este amigo en popular un día le contó a Ralphs que tenía una situación desesperada: “estábamos sentados rodeando del fuego una perplejidad luego de cenar, tomamos unas cervezas… pero por la mañana mi amigo comenzó a fluir. Le pregunté qué le pasaba y, finalmente, me confesó que se estaba planteado secuestrar a un inmaduro de Praia da Luz de una grupo rica con Christian Brueckner”.

Los tres protagonistas formaban parte de una comunidad nómada y holganza que vivía en zonas apartadas de la costa sureste de Portugal. Cuando conoció el plan de entreambos, Ralphs le pidió a su amigo que no se involucrara con Brueckner y le ofreció ayudarle económicamente: “le dije que no podía involucrarse en secuestrar a una persona y pedir un rescate. “¡Es ridículo, pero su amigo le explicó que era todo mucho más sencillo” ya que explica que “Christian tenía ya un cliente interesado, una pareja alemana que no podía tener hijos”.

Cuando Ken Ralphs supo de lo sucedido con Madeleine acudió de inmediato a las autoridades para contar esto que él sabía pero no le hicieron caso. Luego, cuando volvió a Algarve hizo lo mismo, pero siquiera le dieron credibilidad. Su amigo desapareció y no había señales ni de él ni de Brueckner.

En 2020 la fiscalía señaló a Brueckner como sospechoso y fue ahí cuando Ralphs lo reconoció y volvió a ponerse en contacto con la policía: “me dijeron que cierto se había puesto en contacto con mi amigo en el extranjero y que él negó conocerme, pero tengo una docena de testigos que dirán que está mintiendo. Supongo que simplemente no quería ser interrogado por la policía”, asegura el informante. Además se ha enviado una manifiesto de esto detallada al fiscal germánico que dirige ahora la investigación de la pupila desparecida.

Brueckner será tribunal

Christian Brueckner se enfrentará al tribunal el día 16 de febrero de este año. Este proceso contencioso se prórroga que dure hasta tres meses y será presidido por cuatro o cinco jueces. Sin bloqueo, nadie de los cargos a los que se enfrenta tiene que ver con la historia de Madeleine.

Se enfrenta a cinco delitos sexuales: tres violaciones en Portugal (a una señorita estadounidense, otra irlandesa en 2004 y una adolescente en su casa de Praia da Luz) y a un exageración sexual a menores por masturbarse frente a una pequeño de 10 primaveras y un exageración a otra pupila de 11.

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la hogaño de antena3noticias.com.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: