Ramón Santiago, uno de los asesinos de Sandra Palo, detenido por un secuestro en Madrid


Uno de los nueve detenidos por la Policía Franquista por secuestrar presuntamente a dos hombres en Madrid es uno de los condenados por la violación y el homicidio de Sandra Palo en Leganés en 2003. Se tráfico de Ramón Santiago Jiménez, quien en el momento del crimen tenía 16 abriles y quedó en autonomía en 2011 tras cumplir los ocho abriles de internamiento en régimen cerrado a los que fue condenado, han informado a EFE fuentes policiales. 

Los detenidos citaron a sus víctimas el 17 de enero para efectuar la compraventa de un transporte de segunda mano y las amenazaron con un armamento de fuego para que les entregasen el boleto y subiesen al coche, con el que huyeron hasta un edificio negligente y ocupado. Ahí los tuvieron cautivos dos días, en los que trataron de cobrar a sus familiares una cantidad económica por su exención, hasta que intervinieron los agentes del Categoría Singular de Operaciones (GEO) de la Policía Franquista. Se efectuó un plazo, que fue recuperado seguidamente por los agentes; y pidieron un segundo sin éxito.


Ramón Santiago, uno de los asesinos de Sandra Palo, detenido por un secuestro en Madrid

Video

Ramón Santiago, uno de los asesinos de Sandra Palo, detenido por un secuestro en Madrid


Los secuestradores citaron a las víctimas para supuestamente venderles un coche

Tras varias comunicaciones entre los secuestradores y la tribu de las víctimas para intentar ascender a un acuerdo crematístico para la exención de los retenidos, el día 19 de enero se estableció un dispositivo para la exención de las víctimas y la detención de los implicados en el secuestro, donde nueve personas fueron detenidas como supuestos autores del éxtasis, entre los que se encuentra Ramón Santiago. Separadamente de él, otras dos personas además han ingresado en prisión provisional.

El detenido participó en la violación y en el posterior homicidio de la malagueña Sandra Palo adjunto a 3 jóvenes más

Santiago fue condenado a 17 abriles de prisión —de los cuales solo cumplió 9— cuando el 17 de mayo de 2003, adjunto a otros dos menores y un muchacha de 18 abriles, introdujeron en un coche a Sandra Palo, de 22 abriles y con una minusvalía psíquica, cuando esperaba el autobús adjunto a un amigo. Condujeron hasta un descampado de la carretera de Toledo, donde la violaron, la atropellaron en repetidas ocasiones y le prendieron fuego. En ese momento, entre los 4 detenidos sumaban más de 700 denuncias por actos vandálicos y robos.

El caso de Sandra Palo conmocionó a España y sembró el debate sobre las penas a menores delincuentes en nuestro país. Tanta fue la relevancia del suceso, que se llegaron a cosechar un millón de firmas para solicitar el endurecimiento de las condenas a menores con una reforma de la Ley del Último. De los detenidos, solamente uno era longevo de momento: los demás fueron judgados con las leyes de menores.

Santiago cumplió condena como pequeño y en 9 abriles salió a la calle: hace dos abriles declaró en televisión estar afligido

La detención de Ramón Santiago choca frontalmente con la imagen que mostró hace tan pronto como dos abriles en una entrevista concedida a ‘Viva la vida’, donde se mostraba profundamente afligido de los hechos acontecidos en 2003, declarando que se pegaría “tres tiros en la vanguardia ayer de retornar a hacer poco así”. Enfocado en su carrera musical, el detenido afirmó que se aficionó por la música en el centro de menores, en el que estuvo recluido desde la detención hasta el 2009, cuando se trasladó a un centro penitenciario regular hasta el 2012.

Lee además

Deja un comentario