despliegan fuertes medidas de seguridad para evitar altercados


Los agricultores llevan varios días en las calle protestando por conseguir mejores condiciones y flexibilidad en la burocracia y de la PAC. Cortes de carreteras, algunos piquetes, concentraciones frente a las sedes de las delegaciones han afectado estos días de protestas de los trabajadores del campo.

Los supermercados, las grandes superficies y las sedes de varios Gobiernos han sido el objetivo de muchas de estas movilizaciones. Uno de esos puntos calientes es el polígono de Antequera, en Málaga, donde hay un resistente dispositivo policial para evitar que los agricultores se acerquen a un centro logístico a escasos metros de donde se encuentran.

La policía vigila a los manifestantes muy de cerca porque saben que ahora el objetivo de los agricultores y ganaderos es la distribución. En el centro logístico de Antequera ya hubo incidentes este jueves cuando los agricultores intentaron detener el movimiento de camiones: “El 90% de su mercancía es de importación mientras nuestros productos están tirados en el suelo”, se queja uno de los manifestantes.

Su objetivo son los productos agrícolas no españoles, ya sea morapio francés o tomates de Marruecos. En Arnedo (La Rioja) un rama de agricultores ha comprado frutas, hortalizas y morapio, supuestamente de origen extranjero, y han tirado todo al suelo.

El pasado martes se intentó hacer lo mismo en Villadangos, Bravo, y ahí incluso hubo enfrentamientos con los agentes.

Sin peligro de desabastecimiento

Los transportistas y distribuidores piden a las autoridades que las protestas no impidan la vacante circulación de mercancías delante las movilizaciones y manifestaciones llevadas a extremo por los agricultores en diferentes puntos del país, aunque consideran que por ahora no hay peligro de desabastecimiento.

“Algunas compañías reportan ya retrasos e incidencias en las entradas y futuro de sus plataformas en Cataluña, Madrid, Castilla y Bravo o Saliente, entre otras zonas, si correctamente no se prevén problemas de avituallamiento a los puntos de traspaso”, dice el comunicado de Asedas.

Las organizaciones de la cautiverio de valía del sector respetan el derecho del sector primario a trasladar sus reivindicaciones “pero consideran que éstas no pueden usar a extremo perjudicando a otros colectivos, como el del transporte de mercancías, o el conjunto de la sociedad”, expresan en la nota.

“No puede ser que el transporte por carretera sea quien paga el pato. Deben dejarnos circular”, afirma Dulsé Díaz, Secretario Genérico adjunto CETM.

Otro objetivo de los agricultores ahora son las Delegaciones del Gobierno. Se prevén que se concentren en varios puntos del país.

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la hogaño de antena3noticias.com.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: