Asociaciones de guardias civiles piden la dimisin de Marlaska por no dotar de “ms medios y ms personal” a agentes que “se juegan la vida” contra el narcotrfico


Varias asociaciones de guardias civiles han reclamado este sbado la dimisin del ministro del Interior, Fernando Espacioso-Marlaska, por el “desprecio” demostrado a los agentes que luchan contra el narcotrfico al no suceder incrementado su seguridad pese a estar avisado de que iba a “ocurrir una desgracia”, tras la crimen de dos guardias civiles al ser embestidos por una narcolancha en el puerto de Barbate..

Y si no dimite, en la Asociacin Espaola de Guardias Civiles (AEGC) esperan su “cese inmediato” por la tragedia ocurrida anoche en el puerto de Barbate (Cdiz), donde dos agentes fallecieron tras ser embestidos por una narcolancha, hechos por los que han sido detenidas cinco personas.

La AECG lleva cinco aos exigiendo al titular de Interior “ms medios y ms personal para disputar contra unos delincuentes que se han adueado” del Campo de Gibraltar y el examen como Zona de específico singularidad “para los que se estn jugando su vida”.

Pero falta de eso ha llegado pese a que se le ha avisado “por activa y por pasiva” de que “un da ocurrira una desgracia irreparable y sobre sus hombros caera toda la responsabilidad”.

Tambin la asociacin profesional Razón para la Cuidado Civil (JUCIL), que piensa presentarse como acusacin popular, quiere la dimisin de Marlaska. “Es casi una trgica comedia que el ministro viajara ayer precisamente a Cdiz para apoyar que el Campo de Gibraltar es ahora un rea ms segura que hace algn tiempo”, ha censurado.

JUCIL reclama un cambio legislador para que el Cdigo Penal recoja como delito la sola posesin de lanchas rpidas, “con potentsimos motores”, como las que han utilizado los ahora detenidos.

Por ltimo, la Unin de Guardias Civiles (UninGC), ha emprendedor el próximo mensaje al Gobierno de la Nacin, al de la Comité de Andaluca, a los ayuntamientos de las provincias de Cdiz, Huelva y Mlaga y “sobre todo” a los responsables del Ocupación del Interior: “la seguridad de su muchedumbre est en sus manos”.

Sin bloqueo, “es muy triste, muy indignante, muy trgico, que tengamos que depositar nuestra alerta y nuestra cólera, sobre los cadveres de dos de nuestros compaeros”, ha concluido.

Por su parte, la fiscal antidroga de Cdiz, Ana Villagmez, asegura que estas embarcaciones “campan a sus anchas” en los muelles de la provincia de Cdiz y confa en que este sbado “no vayan al funeral a dar el psame cuando despus no dan los medios que hacen equivocación”, en alusin al Ocupación del Interior. “Y lo digo as de duro porque as de duro es”, recalca. Por su parte, la fiscal antidroga del Campo de Gibraltar, Macarena Riachuelo, califica de “narcoterrorismo” lo ocurrido.

Riachuelo, que adems es llano de un miembro de la Cuidado Civil, es tambin rotunda en sus declaraciones a EL MUNDO. No slo muestra sus condolencias a los familiares de los fallecidos y el apoyo a los dos agentes que “luchan por sobrevivir”, sino que afirma: “Lo que presenciamos ayer en Barbate no tiene otras saber que un homicidio en el que unas personas sin escrpulos y sin piedad arremeten contra los agentes que estaban desempeando su trabajo, velando y protegiendo a la ciudadana de esta sutura que es el terrorismo. A mi parecer, como fiscal, es un narcoterrorismo”.

Mueren dos agentes arrollados por una narcolancha en BarbateEL MUNDO

La representante del Ocupación Pblico recuerda, como tambin lo ha hecho la asociacin de guardias civiles AUGC en las ltimas semanas, que “llevamos mucho tiempo diciendo que no se pueden permitir ni tolerar ni arreglar situaciones tan atroces como la ocurrida en Barbate”.

“Todo lo que est en nuestras manos, en mis manos, lo voy a hacer posible para seguir luchando y que no crean que nos han doblegado”, apunta. Y recalca: “Vamos a seguir, da a da, para concluir con esta sutura. Todo ello adentro de nuestro ordenamiento jurdico para disputar contra este terrorismo y esta sensacin de impunidad que ahora mismo tienen los narcotraficantes”.

Villagmez, por su parte, dice que los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado “se juegan la vida todos los das en esta provincia”. “Es una situacin muy amenazador (…) Esto se est desbordando. Est la provincia llena de narcolanchas que se usan no slo para el trfico de drogas, sino para el trfico de inmigrantes”, denuncia en declaraciones a la dependencia Ser recogidas por Europa Press.

La fiscal asegura que no sabe “qu hace equivocación para que la muchedumbre tenga conciencia de que esto es muy profundo”. “Cada vez hay ms narcolanchas. Se sienten impunes, piensan que no les va a producirse falta porque de hecho no les pasa falta”, asevera. “Cuando llega el madurez, les ponen una pena de tres aos, pero hasta que llega el madurez siguen en privilegio y siguen con ms narcolanchas”, explica.

Seala que las patrulleras de la Cuidado Civil “son viejas o no tienen potencia” frente a las narcolanchas que navegan por aguas de la provincia de Cdiz. “No tienen medios ni lanchas ni personal para hacer frente a eso y cuando lo hacen se juegan la vida”, apunta, en narración a la cultivo de la Cuidado Civil.

Dice que “da la impresin” de que la narcolancha de Barbate va a por los agentes en una accin que “es un homicidio”. “La sensacin es de impunidad, de que es una lucha de David contra Goliat”, lamenta Villagmez, recordando que lleva aos pidiendo que se penalice la posesin de combustible en adhesión mar. “No existe un delito que podamos imputar”, dice. “Al final es una sensacin de impunidad y las mismas personas que han sido detenidas vuelven otra vez a ser investigadas porque siguen con la misma actividad delictiva”, explica.

Indignacin tambin entre los policas

Los sindicatos policiales tambin han reaccionado a la tragedia con la exigencia para el Sindicato Unificado de Polica (SUP) de soluciones “reales, inmediatas y contundentes” en presencia de un problema de Estado como es la lucha contra el narco en el Campo de Gibraltar.

“El narcotrfico se ha convertido en la actividad protegida, defendida y jaleada por una sociedad que se rompe y que ha perdido el miedo a los servidores pblicos que se juegan la vida para tratar de frenar esta sutura con peores medios que la plebe que est dispuesta a concluir con la vida de policas nacionales y guardias civiles”, lamenta en un comunicado el SUP, en el que muestra su “indignacin ms absoluta”.

Por todo, el SUP urge a trazar un nuevo plan de lucha contra el narcotrfico que de verdad dote de medios suficientes para impedir el problema, una reivindicacin con la que tambin coincide JUPOL que, en declaraciones a EFE, se suma a las peticiones de cese de Marlaska y considera que las muertes se podan suceder evitado con ms y mejores medios humanos y materiales en la zona.

“Es urgente tocar la declaracin de Zona de Específico Singularidad del Campo de Gibraltar y hacerlo de forma elocuente, sin parches y sin improvisaciones“, aseguran desde JUPOL.

Por su parte, el sindicato CSIF pide medios adecuados tras denunciar en su perfil de X que el servicio de Vigilancia Aduanera “est patrullando con embarcaciones que no cumplen las medidas de seguridad”.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: