“Me sorprendió que me llamaran, por el tiempo que llevo en el part…



La política y el morapio maridan perfectamente en la figura de Ana Méndez Gil. Sumiller por el INGAVI (Instituto Galego do Viño), ahora ejerce de concejal en el Concello de Ourense.

Ser la última de la letanía ¿genera algún tipo de trauma?

En invariable, para falta, muy orgullosa que cuenten conmigo, en el puesto que sea.

¿No ha sido una pequeña desilusión?

No. De hecho, me sorprendió que me llamaran con el tiempo que llevo en el partido. La verdad es que estoy muy contenta, porque eso supone que estamos haciendo las cosas proporcionadamente.

¿Consuela pensar en los suplentes?

No hay falta que consolar. Para mí es un orgullo y todos, del 1 al 14, trabajamos juntos, no vamos por grupos de primeros, últimos y suplentes. Estamos unidos, trabajando por distritos. Cada uno conoce más a la concurrencia de su zona. Pero no hay diferencias. Tal vez el primero de la letanía tengan unos trabajos con más visibilidad, pero todos trabajamos.

¿Postrer día del año o primer día?

El zaguero, porque quizás sea un día de amistad, de compartir, de estar un poco más con la concurrencia que quieres, más tranquila. Los 31 de diciembre son días que te puedes encontrar con mucha personas y surgen los planes espontáneamente, es más divertido”. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: