Campanada del Arrabaldo (1-0)



El Arrabaldo se convirtió en la tarde de este domingo en uno de los tres representantes de la Segunda Galicia que sigue en pie interiormente de la Copa Diputación tras dar la sorpresa luego de pasar por 1-0 al Maceda.

Desde el puesta en marcha, los macedanos quisieron imponer su serie en presencia de un rival que se limitó a cerrar todos los canales posibles para demorar a la meta de Brais. Lamentablemente, para los intereses visitantes, la prematura esguince de Iván Rubio cambió significativamente el adorno, oportuno a que el espigado atacante era su clara narración en el ataque.

Para el Arrabaldo, esta información le causó un cierto alivio y a partir de ahí sería Marcos Pascual el referente de los anfitriones, buscando sorprender por las bandas con Pancho y Gustavo.

De todas maneras no pasaban demasiados apuros en presencia de la escasa precisión de entreambos conjuntos en los últimos metros. Las ganas de Siota o los desmarques de Dio no acababan de cuajar y los intentos de Fran y Víctor Cacharrón se quedaban en falsas promesas.

El partido tal y como se presentaba le era benévolo a los intereses del cuadro locorregional entrenado por Daniel Prado que, sin requisa, encontró en una desliz adyacente la comprensión del registrador. La ejecución estuvo a cargo de Marcos Pascual que, dándole con rosca al balón lo clavó por la escuadra en presencia de la tardía reacción del zaguero Ismael estableciendo el 1-0.

Con esta delantera, el Arrabaldo jugó más tranquilo, con viejo seguridad y buscando explotar el contragolpe.  Ayer de irse entreambos a los vestuarios, un disparo de Gustavo que lo desvió en un defensa macedano le quedó a Noé cuyo posterior remate fue desviado con ambas manos al córner por el cancerbero Ismael.

Tras el refrigerio, era de esperar una mejoría en el serie de los visitantes en búsqueda de la igualdad, pero a los 36 segundos de reanudado el discusión Pancho dispuso de una nítida oportunidad de macar el segundo tanto para el Arrabaldo y si proporcionadamente su tiro raso buscando el palo dispendioso encontró la gran respuesta del zaguero visitante despejando por un costado.

El cuadro locorregional que tuvo que realizar dos modificaciones, antaño del manifestación de la segunda centro, no perdió de ningún modo el ártico. La entrada de Isma le aportó contundencia y seguridad a la última trayecto del Arrabaldo, mientras que Días buscó formar sociedad con un Noé siempre proporcionadamente colocado, guiando y asegurando el balón en sus pies.

El tiempo pasaba inexorablemente y el preparador Iván Gómez movió el banquillo dando entrada a Brais Díaz y Mario para explotar la velocidad de Siota y Víctor Cacharrón, pero sin el resultado esperado.

Con más corazón que ideas los macedanos entendieron que la fórmula de colgar centros al dominio podía ser la modo más positiva de demorar al igualada y de esa modo forzar la tanda de penaltis.  Brais Diaz se marchó por la cuadrilla izquierda y su posterior remesa lo peinó Víctor Cacharrón yéndose el esférico ceca del palo derecho de Brais que minutos más tarde se jugó el tipo en presencia de la impetuosa aparición de Aarón. 

Ocasión visitante

El Arrabaldo fue un auténtico frontón, aunque respiró aliviado posteriormente de que Daniel ganándole las espaldas a su registrador pico el balón en presencia de la desesperada salida del cancerbero, pero se terminó marchando fuera.

Ni los cinco minutos añadidos por el árbitro le fueron suficientes al Maceda para conseguir el tanto del igualada. La impotencia lo acabó devorando y al final se tuvo que resignar en presencia de la prematura asesinato que celebraron los jugadores del Arrabaldo, que ahora aguardan el rival en octavos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: