Los Kansas City Chiefs de Mahomes se llevan la Super Bowl en la fiesta de Taylor Swift


Patrick Mahomes rescató dos veces a los Kansas City Chiefs y dio el pase de ‘touchdown’ a Mecole Hardman para la triunfo por 25-22 en la prórroga contra los San Francisco 49ers que dio al equipo de Andy Reid su segundo Super Bowl consecutivo y el tercero en los últimos cinco primaveras.

Mahomes, MVP de la sombra, se coronó con el tercer Super Bowl de su carrera y alargó así la dinastía de los Chiefs, que lucen ahora cuatro trofeos Vince Lombardi en sus vitrinas. Los 49ers prolongaron su sequía de victorias en la Super Bowl y no ganan el título de la NFL desde 1995.

Swift, fortuna entre el notorio

Sin confiscación, todos los focos estuvieron sobre Taylor Swift. La cantante fue la gran fortuna de la sombra las gradas. De hecho, falta más anotar Hardman el ‘touchdown’ de la triunfo, la retransmisión de CBS se fue directa al plano de la reacción de la pareja de Travis Kelce festejando la triunfo.

La intérprete, presentación desde Tokio (Japón) tras dar un concierto el sábado, se presentó en el Allegiant Stadium poco más de dos horas ayer del aparición.

Con camiseta y pantalón negros y una chaqueta roja de los Chiefs al valedor, Swift llegó acompañada de su hermana Andrea Swift, de la actriz Blake Lively y de la rapera Ice Spice.

Llevaba asimismo un pequeño bolsa con forma de balón de fútbol yanqui y un colgante, entreambos accesorios con el número 87, que es precisamente el dorsal de Kelce con los Chiefs.

La imagen que todo el mundo buscaba llegó al final, cuando Kelce (a posteriori de cantar radiante “Viva Las Vegas” sobre el tablas del pospartido de la NFL) bajó al césped y se encontró con Swift para fundirse en un beso.

Usher, protagonista con su conducta

Por su parte, el cantante estadounidense Usher, popularmente conocido como ‘el Rey’ del R&B, rindió un homenaje a Michael Jackson y a la civilización afroamericana durante su conducta en la Super Bowl.

El intérprete, de 45 primaveras, portó un manopla blanco con brillos en su mano izquierda durante la decano parte de la conducta, una prenda que popularizó Jackson y replicó varios pasos de zapateo del ícono del pop, incluyendo el popular “moonwalk”.

Usher puso a retozar al Allegiant Stadium de Las Vegas al ritmo de éxitos de los 2000 como ‘Yeah!’, ‘Love in This Club’ y ‘My Boo’ en un espectáculo de 15 minutos, el más larga de la Super Bowl en primaveras.

Subieron incluso al tablas influyentes cantantes de la música afroamericana como Alicia Keys, Ludacris y Lil John.

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la presente de antena3noticias.com.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: