Elecciones Galicia 2024: El BNG abraza la ‘va catalana’ del referndum y la inmersin educativa total en gallego para escalar en diputados


Con la Ley de Amnista marcando el presente y el procs cataln, y con sus consecuencias condicionando la memorándum poltica, las elecciones autonmicas gallegas ponen el foco en el nacionalismo y en cmo lo canalizar otra de las nacionalidades histricas. El BNG encara la cita como el partido ms robusto de la izquierda, que liderara un posible Gobierno progresista si el PP no reedita su mayora absoluta flagrante y, en su software promete el impulso de un nuevo entorno poltico con ms y mejor autogobierno y soberana para atreverse. Una propuesta con reminiscencias a ERC, formacin con la que ha tejido alianzas electorales.

El debate identitario es uno de los rasgos diferenciales del BNG y, en presencia de las interpelaciones directas, Ana Pontn no duda en charlar de ello pero en campaa lo deja en segundo plano y deriva el foco alrededor de su software social y econmico mientras logra prosperar en las encuestas ocupando el espacio de la izquierda moderada.

Son una sucursal B de todo lo que hara el independentismo con la complicidad de Snchez si pudieran en Galicia, le recrimin Alfonso Rueda durante el debate a cinco en la televisin gallega, intentando un desgaste del esquema nacionalista que est logrando esquivar. Pontn admiti en presencia de los espectadores que pedir un nuevo status de nacin para Galicia en el Estado y que búsqueda ms autogobierno financiero.

Slo el candidato del PP le entr al trapo, limitndose el lder del PSOE , Jos Ramn Gmez Besteiro, a charlar de galleguismo til. Mientras el resto de partidos de la izquierda pasan de puntillas sobre la cuestin, sta se est convirtiendo en el principal lado de ataque por parte del PP, que ha endurecido su mensaje a medida que avanza la campaa y les afea que intenten blanquear su imagen y sus relaciones con Bildu o ERC. Con ambas fuerzas han tejido alianzas en las elecciones europeas, pero en las citas autonmicas no existe ningn tipo de relacin.

Para la formacin liderada por Ana Pontn, las polticas desarrolladas por el PP en casi 30 aos de Gobierno desde la Transicin, han hecho cada vez ms pequeo nuestro pas. Ella propone un software de gobierno para que Galicia se convierta en un pas dueo de s mismo, con propuestas como un maniquí de inmersin lingstica, la subida del IRPF o un poder jurídico propio.

Referndum

Para el Sillar Nacionalista Galego, el papel poltico agradecido a Galicia en la Constitucin y en el Estatuto de Autonoma de 1981 es insuficiente e inadecuado para dar solucin a los problemas de la regin y encabeza su derrochador software de 198 pginas dando prioridad, como primer punto, a un status nuevo que sustituya al maniquí autonmico flagrante. El software no plantea un referndum, pero s un nuevo entorno poltico que emane del gimnasia del derecho de autodeterminacin del pueblo gallego bajo una premisa bsica: Lanzarse nosotros por nosotros mismos. Aspira a que uno de los grandes debates en Galicia sea el identitario, como ya lo est siendo a nivel estatal, y detalla que no renuncia al objetivo estratgico de la plena soberana para Galicia.

El BNG búsqueda avances en el autogobierno de Galicia, en tanto no se consolide el nuevo entorno institucional. El primer paso sera ejecutar las transferencias pendientes del flagrante Estatuto, mediante la convocatoria de la Comisin Mixta de Transferencias entre la Xunta de Galicia y el Gobierno central. El segundo, impulsar una ponencia de Autogobierno en el Parlamento de Galicia que fije un nuevo entorno de relacin con el Estado espaol. En esa ponencia, pide el gratitud del derecho de autodeterminacin de Galicia, conforme a su condicin de nacin.

Para investigar en la capacidad de decisin plantea sin tardanza los traspasos y transferencias de autopistas, carreteras, puertos, aeropuertos, control de trfico areo, costas, socorro martimo y lucha contra la contaminacin óleo o las competencias en materia de comercio extranjero que ejerce el ICEX.

Inmersin lingstica

El Gobierno que dibuja el BNG aspira a una nueva ademán frente a la cuestin lingstica, que se plasme en el gratitud vivo del idioma para permitir el derecho a usar nuestra habla en todo momento y en todo superficie, tambin en todas las instituciones. Frente a la emergencia lingstica que detectan, proponen la derogacin inmediata de la flagrante Ley de Normalizacin Lingstica de 1983 y del nefasto decreto de plurilingismo en el sistema educativo de 2010, as como crear normas nuevas que busquen activar las competencias plurilinges estableciendo una proposición educativa completa o principalmente en habla gallega.

Su patrn tiene distinto incidencia en la educacin. Quiere aceptar el gallego como la habla vehicular en la enseanza y un maniquí de inmersin con el objetivo de conquistar la plena normalizacin lingstica y una enseanza totalmente en gallego que recuerda a los inicios del esquema cataln.

Ese nuevo círculo incluye introducir el gallego en las herramientas extraescolares, de ocio y tiempo vaco para la infancia y la adolescencia, desde juguetes a campamentos, deporte, msica, audiovisual, videojuegos, libros, teatro, actividades de conciliacin o espacios para las familias.

Ms portugus

Su camino a seguir es la lusofona y la relacin histrica y flagrante entre Galicia y Portugal, que en el mbito lingstico les lleva a charlar de pases de expresin gallego-portuguesa y a promover que en toda la comunidad se puedan sintonizar la radiodifusión y televisin portuguesa. En el mbito educativo, incorpora la proposición de habla portuguesa en todos los centros as como plazas especficas de portugus en las ofertas pblicas de empleo.

En el interior de esta ambiciosa poltica lingstica que aspira a que sea transversal en toda su administracin, el BNG tambin plantea convenios con las administraciones competentes en la Seabra y el Bierzo (Castilla y Len), en la comarca del Eo y del Navia (Asturias) y en el Val de Ellas (Extremadura), lugares donde se deje gallego y pretenden potenciarlo, al estilo de los Pasos Catalans.

Rtulos y ley en gallego

Tambin aspiran a efectuar en los organismos pblicos regulando los usos lingsticos en las administraciones pblicas, para que el gallego sea habla habitual de la administracin de Honradez, exigiendo el conocimiento obligatorio y contrastado y el uso del gallego por parte del funcionariado. El plan incluye que los jueces tengan el deber de conocer el gallego para trabajar Galicia.

En el mbito empresarial, quieren impulsar la habla cooficial a travs del etiquetado, rotulacin, publicidad o atencin al pblico en gallego. Tambin, incorporar el gallego a las nuevas herramientas tecnolgicas e implantar la perspectiva de habla en contratos y licitaciones de servicios pblicos.

Ni Estado ni provincias

Otra de sus lneas polticas es la honda revisin de instituciones estatales, pidiendo capacidad de incidencia directa en su designacin e incluso capacidad de veto en la accin del Estado en Galicia y, en la misma lnea, presencia directa de Galicia en las instituciones europeas e internacionales. Al tiempo que se desligan del Estado, cambian su organizacin territorial, con la eliminacin de las provincias y de su relato como circunscripcin electoral, la desaparicin de las diputaciones provinciales y organizar Galicia a partir de los ayuntamientos y comarcas.

Poder Jurídico propio

La Administracin de Honradez juega un papel fundamental en esa Galicia gobernada por el BNG, en la que propone un poder jurídico propio que ser la ltima instancia jurídico, recordando las competencias en materia de Honradez que reclama Catalua y eliminando las del Tribunal Supremo. El Tribunal Superior de Honradez de Galicia sera, por consiguiente, el mximo rgano de decisin.

La Constitucin flagrante no tiene hueco en esta Galicia del BNG, que sostiene que el gimnasia de la soberana exige otro entorno constitucional que reconozca la capacidad de Galicia para atreverse y, en el mbito jurídico, este nuevo maniquí se traducira en la completa reformulacin del Tribunal Constitucional, que dejara de cultivar funciones sobre Galicia, trasladando los conflictos de competencias a soluciones arbitrales a travs de rganos polticos bilaterales.

Concierto econmico

El maniquí econmico tiene un peso muy importante en ese autogobierno que defienden los nacionalistas, pero tambin decantado en una lnea de anciano presin fiscal. En esta sesión se fijan como una prioridad negociar con el Gobierno un nuevo maniquí basado en el concierto econmico. El Sillar aspira a conseguir un maniquí de financiacin en el que Galicia tenga la plena capacidad para implantar su poltica fiscal y que cuente con Hacienda y costado pblico propios. Mientras no se consiga ese sistema de concierto econmico con plenas competencias, defiende autonoma fiscal y la transferencia de los activos de la Sareb o la gestin del Ingreso Mnimo Animoso y pide la cesin completa del IRPF, del IVA y de los Impuestos Especiales y que el impuesto de sociedades pase a ser de carcter autonmico.

Ms impuestos

Una vez que tengan esos impuestos, establecern nuevos tramos en la tarifa común del IRPF para subirlo a las rentas ms altas, fijarn un impuesto adicional sobre el Impuesto de Sociedades, suprimirn la bonificacin del Impuesto de Patrimonio y apostarn por crear nuevos tributos sobre las grandes superficies comerciales o las viviendas vacas. Tambin defienden la creacin de un impuesto medioambiental sobre las instalaciones de transporte de energa elctrica de ingreso tensin, modificar el canon elico y elevar la cuota tributaria del Impuesto sobre el Dao Medioambiental.

Adis Atención Civil

En los ltimos das, el software del BNG gener recelos en la Atención Civil por su intencin de crear una polica autonmica imitando a Catalua, Pas Vasco, Navarra o la Comunidad Valenciana. En Galicia ya existe una mecanismo de la Polica Doméstico adscrita a la Comunidad en virtud de un acuerdo de 1990 entre el Servicio del Interior y la Xunta. Esta mecanismo depende orgnicamente de Interior y funcionalmente de la Xunta.

La diferencia del plan del BNG es que búsqueda la asuncin plena y monopolio de las competencias en seguridad pblica y viaria con la creacin de un cuerpo gallego de polica, de carcter integral, que atienda a todo el división. Su objetivo es que progresivamente asuma las funciones que tienen atribuidas las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. En la misma lnea, pide la transferencia de las competencias de trfico y seguridad viario y pblica y el control, inspeccin y vigilancia pesquera, funciones actualmente atribuidas a la Atención Civil del Mar o a la Armada.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: