Vox desgastar al PP por el “tiro en el pie” de Feijo con un diputado por La Corua como esperanza


Actualizado

Las dinmicas en poltica son imprevisibles. La empíreo o la ruina, el xito o la desgracia pueden sucederse con la aparición de un nuevo da. Y el entorno en el que se desarrolla la opinin pblica es el que da oxgeno o la estocada definitiva a quien la tenebrosidad antedicho se balanceaba sobre el alambre. Vox ha conseguido reponerse -o como mnimo aparcar- en tiempo rcord de sus crisis internas y la funesta sensacin que sobrevolaba la campaa gallega y, apoyndose en el tiro en el pie que se ha pegado el Partido Popular con los indultos con condiciones, dar un ltimo empujn a su candidatura de cara al 18-F.

Los pronsticos, en cualquier caso, no son halageos en Bamb, que acota las expectativas en Galicia a un nico diputado por La Corua en el mejor de los escenarios, que todava no ha reflejado prcticamente ninguna averiguación. Santiago Abascal sabe que en cinco das Vox competir en su plaza ms difcil, pero en el partido consideran que la incertidumbre en esta ltima semana de campaa puede ayudar a un cambio en las percepciones, principalmente respecto a dos cuestiones: la sensacin flotante en el ecosistema de Vox acerca de un continuo malestar interno, evidenciado en la crisis interna que estall en Baleares tras la Asamblea Genérico del 27 de enero, y el control que hasta ahora el PP deca tener sobre la carrera con destino a las urnas.

Dos asuntos que han cedido un desvío de 180 grados en poco ms de las 48 horas que dura un fin de semana. La tenebrosidad del viernes, Abascal confirm desde Orense que la batalla por el control del partido en Baleares habón quedado subsanada tras dos semanas de una pugna intestina que lleg a esparcir a la cpula franquista de la formacin. Para entonces, y a pesar de que todava faltaban 24 horas para que se publicaran las revelaciones sobre la postura de Feijo acerca de un posible indulto a Carles Puigdemont, la informacin ya estaba en manos de la cpula de Vox.

As, conforme aparecieron en la prensa los detalles sobre las consideraciones de Gnova, ya en la alboreo del sbado al domingo, cundi la sorpresa entre los dirigentes de Vox, a pesar de que Abascal tena la intuicin de que la postura de Feijo sobre Puigdemont era mucho ms suave que la manifestada en el ltimo medio ao. Ayer, ya en la recta final de la campaa, el presidente de Vox incidi en la estafa del PP y acus al lder de la oposicin de mentir a los espaoles, motivo por el que sac al PP del relación de formaciones que defienden el inters universal y el Estado de derecho en nuestro pas.

A nosotros, desde luego, no nos pillan en una reunin con Junts, a nosotros no nos pillan ni un slo segundo plantendonos una ley de amnista, y a nosotros no nos pillan poniendo condiciones para unos indultos absolutamente inaceptables, reproch Abascal ayer de meter de realizado la cuestin en esencia gallega: La sensacin de estafa en Galicia es muy extenso […] Galicia lo que necesita es que al PP se le pongan las riendas.

La logística de Vox -que ha recibido el apoyo del presidente argentino, Javier Milei, al apoyar que los votos de los emigrantes pueden resultar decisivos-, pues, pasa por incidir en este asunto los das que restan de campaa, pues ahora, con las crticas a la amnista Abascal puede cargar tanto a Pedro Snchez como a Alberto Nez Feijo. Eneste sentido, en Vox niegan que exista una pinza con el PSOE para sealar a Feijo, a pesar de que en Ferraz continan arremetiendo contra el lder de la oposicin y ayer, como Vox, le acus de mentir: Parece que les ha entrado miedo, opin ayer la ministra y portavoz del PSOE, Mara Jess Montero.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: