Giovanni Padovani, condenado a cadena perpetua por el inhumano asesinato de su exnovia


El Tribunal de lo Penal de Bolonia (Italia) ha condenado al futbolista Giovanni Padovani a condena perpetua por el crimen de su exnovia Alessandra Matteuzzi, quien fue asesinada a martillazos, patadas y puñetazos cerca de su casa en Bolonia el 23 de agosto de 2022. Un motivo en el que se acusaba al asaltante de homicidio agravado por premeditación, acoso, motivos frívolos y vínculo cariñoso, según lo solicitado por la Fiscalía. Padovani tenía entonces 28 primaveras y su expareja 56.

Delante los presentes en la sala, Padovani intentó explicar que no estaba cuerdo en el momento del crimen: “Ya no soy ese hombre, no pensaba en ello. Pero si crees que es regular matar a una mujer tan bella e inteligente como Alessandra, entonces merezco una condena perpetua. Si reconoces una perturbación en lo que he hecho y en lo que todavía tengo, considera todo sin dejarte influenciar por la opinión pública”. Y apostilló: “Lo que he hecho es muy enfermo e imperdonable”.

El entonces componente del Sancataldese de la Serie D, equivalente a la Cuarta División de Italia, protagonizó un crimen que todavía conmociona al país tras herir a Matteuzi propinándole patadas, puñetazos y golpeándola con un martillo, posteriormente con un bate de béisbol y finalmente con un faja que trajo de un rosaleda cercano al motivo de los hechos. Le destrozó el cráneo y la cara. A los vecinos de la víctima, que intentaron en vano detenerlo, les gritó: “No me importa ir a prisión, tengo que matarla”. Alessandra falleció tras 20 minutos de congoja.

Denuncia por acoso

La relación entre los dos llevaba un año con altibajos. No obstante, Padovani pronto mostró un comportamiento obsesivo y persecutorio: le había robado contraseñas de redes sociales, cámaras de videovigilancia, correos electrónicos y la obligaba a realizar videollamadas constantemente para comprobar con quién y dónde estaba. Tres semanas ayer del crimen, la víctima le había denunciado a la Policía. La Fiscalía había extenso una causa por acoso, pero no se habían tomado medidas cautelares contra el hombre.

“Siempre hemos creído que todas las circunstancias agravantes reconocidas hoy por el Tribunal existían desde un punto de sagacidad técnico. Lo cierto es que se ha producido una tragedia: la condena perpetua puede dar satisfacción porque se ha hecho rectitud, pero nunca te deja eficaz, nunca”, opina el abogado Antonio Petroncini, quien, anejo a Chiara Rinaldi, representa a la clan de Alessandra Matteuzzi.

Ahora, Padovani tendrá que cumplir condena perpetua adicionalmente de enriquecer una indemnización a los familiares de la víctima.

Síguenos en nuestro canal de WhatsApp y no te pierdas la última hora y toda la presente de antena3noticias.com.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: