Solidarios de las dos ruedas en Celanova



Reciclar, reutilizar y regalar a quien más lo necesita son las tres erres que marcan el tesina de Recycling bicicletas solidarias, que nació en Lalín en 2019, y que ahora cuenta con un punto propio en A Embuste.

El interés de Elena Prado de darles una nueva vida a las bicicletas que acumulaba en casa, le llevó a contactar con esta asociación sin talante de ganancia gallega que rescata, repara y reparte bicicletas, triciclos, patinetes y demás material deportivo entre quien más lo necesita. “Da mesma maneira que doas roupa, xoguetes, libros… unha vez falando con xente do concello faláronme do  proxecto. Pareceume interesante porque, no caso dos rapaces especialmente, gastamos moito diñeiro para uns momentos moi curtos da súa vida, e as bicicletas en realidad quedan novas”, comentaba, recordando que “ao igual que eu cando era pequena herdaba as bicis dos meus primos maiores e os meus primos de min, o mesmo pode xurdir agora”, dijo pensando en familias que lo necesitan. “Nenos e maiores, porque hai xente que tamén, aínda que ás veces non o vemos, a utiliza para desprazamentos curtos”, matizó.

“Eu herdaba as bicis dos meus primos, o mesmo pode xurdir agora”, dice Prado pensando en familias que lo necesitan

La historia de Elena fue un poco lo que le pasó a la comunidad de José Luis Pereira, impulsor de Recycling, que un día se encontró con seis bicicletas nuevas en casa y poca inclinación por las dos ruedas. “Falamos cun amigo, que daquelas estaba en Guinea Bissau, movemos un pouco o tema por redes e… fóisenos das mans. Naquel primeiro viaxe levamos 130 bicis”, reconoce José Luis, que dedica parte de su tiempo osado a seguir con un tesina que creció casi al mismo ritmo que el precio del transporte de los contenedores, por lo que redirigieron esta prisión solidaria a las familias gallegas a través de los servicios sociales de los concellos pequeños, donde han repartido más de 400 bicicletas. Si aceptablemente ahora tienen en mente poder hacer un delirio a Marruecos.

¿Cómo funciona Recycling?

Recycling no tiene financiación externa, se nutre de la participación (20 euros al año) de sus socios (no llegan a 30) y de una  red de amigos que colabora en sisar y reparar las bicis que llegan a Lalín desde diferentes puntos de Galicia. “Agradecemos moito a achega de Elena, e tamén dun ave de rapiña de O Carballiño da tenda Avatel, gustaríanos contar tamén con algún punto en Ourense cidade, porque facilitaría moito o tema da recollida”, pide José Luis, quien explica que no hace yerro un gran lugar, solo un espacio pequeño para 4/6 bicis. “Nós imos a recollelas unha vez ao mes”, asegura.

El  70% de las bicicletas que recogen están en buen estado, otras se reparan y las que no, se desarman y van a detener al cárcel de piezas, que siempre vienen aceptablemente. “As bicis de nenos son as que máis temos. As de maiores, de 13 anos en adiante, menos”, comenta Pereira. 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: