¿Cuánto cuesta hacer la compra en Ourense?



El aumento de los precios de los alimentos afecta a las cuentas de los ourenses, porque hay productos que han multiplicado el precio. Son bienes básicos como el azúcar o el aceite, por ejemplo. Otros, sin llegar a disparar su costo de esta manera, sí registran aumentos marcados. El problema se agravó especialmente tras el estallido de la guerra en Ucrania, país conocido como “el granero de Europa”.

Los precios que se muestran en los estantes de dos supermercados centrales en la ciudad Muestran una situación muy distinta a la de los meses de marzo y abril de 2021, antes de la escalada de los billetes de compra. Productos como el petróleo sufrieron los efectos de la inflación de forma muy notable, alcanzando cifras elevadas de más de cinco o seis euros el litro. Entonces, podías conseguir una botella por menos de tres euros.

Una lista de la compra con productos básicos. pues una lata de conservas, pasta, arroz, huevos, leche, aceite de oliva, queso y manzanas cuesta unos diez euros más que antes de la inflación. En ese momento podrían servir para comprar, por ejemplo, una malla de tres kilos de patatas, yogur, pan de molde y casi medio kilo de filetes de ternera.

La lista de la compra, antes y ahora

Aceite de oliva: de 2,75 a 6,59 euros

El aceite de oliva, producto prácticamente imprescindible para cocinar y aliñar platos, se disparó. En abril de 2021 era posible encontrar botellas por 2,75 euros o 3,99 euros según la marca. Ahora bien, el precio ronda los 6,59 euros y los 8,89 euros en cada caso.

Atún en lata: de 1,33 a 3,59 euros

Las conservas enlatadas son alimentos muy populares debido a su larga vida útil. El atún, por ejemplo, multiplicó su precio de 1,33 euros a 3,59 euros. Algo similar sucede con otras conservas de pescado y bivalvos.

Bacalao: de 11,95 a 19,90 euros

El pescado es uno de los productos que se ha encarecido. Este es el caso del salmón o el bacalao. Este último pasó de costar 11,95 euros el kilo a cerca de 20 euros, encareciendo su precio casi ocho euros por cada kilo de este preciado producto.

Tira de lomo de cerdo: de 3,85 a 5,95 euros

El cerdo es una de las carnes más asequibles a la hora de ir al supermercado. La tira de lomo de cerdo costaba menos de cuatro euros el kilo antes de la inflación en los supermercados de la provincia. Ahora su precio roza los seis euros tras sucesivas subidas.

Chuletones de ternera gallega: de 8,35 a 11,25 euros

El aumento de los costos de producción impulsó el precio de la carne criolla. Los filetes pasaron de poco más de ocho euros el kilo a más de once. La subida ha desincentivado el consumo, lo que genera preocupación entre los agricultores.

Pechuga de pollo: de 4,99 a 8,49 euros

La pechuga de pollo es otro de los productos cárnicos básicos. El coste del kilo de pechuga -la que se vende en bandeja- muestra un fuerte incremento en algunos establecimientos de la ciudad, pasando de unos cinco euros a ocho euros y medio.

Patata malla: de 2,65 a 3,49 euros

Las patatas suelen ser un alimento económico. Antes de la inflación, una malla de tres kilos podía costar 2,65 euros. Sin embargo, el contexto económico ha provocado que esta misma cantidad de tubérculo cueste 3,49 euros.

Harina: de 0,90 a 1,58 euros

Es un ingrediente imprescindible en muchas preparaciones: se utiliza para rebozar o para hacer masas de pan, pizza o empanadas, entre otros usos. El precio del kilo supera los 1,50 euros, a pesar de que en marzo de 2021 no llegaba al euro.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: