Detienen a la ‘pequeña Nicolasa’ de Orense por un presento nuevo delito de estafa



La historia se vuelve a repetir. La conocida como la ‘pequeña Nicolasa’ de Ourense ha sido detenida de nuevo este jueves. El arresto se produjo durante la mañana, cuando Mónica Á. F., de 46 primaveras, se tuvo que presentar en sede contencioso por otra causa que tiene abierta. Ahora se le investiga por presuntamente un nuevo delito de estafa.

Según las primeras informaciones, indican que serían diez las personas estafadas, de las cuales una decidió denunciar los hechos. El valor que supuestamente habría sustraído ascendería a 78.000 euros, tal y como ha podido memorizar torrevieja news today Telediario. Esto ha provocado que los agentes procedieran con su detención.

Luego, a primera hora de la tarde varias patrullas de la policía acudieron a su domicilio, situado en la calle Río Arnoia de la haber ourensana. Allí se llevó a sitio un registro en presencia tanto de la ‘pequeña Nicolasa’ como de su abogado. Ahora la investigación continúa abierta y se paciencia que pase a disposición contencioso a lo dadivoso del día de hoy, a posteriori de deber pasado las últimas horas en dependencias policiales.

¿Quién es la ‘pequeña Nicolasa’?

El caso de la ‘pequeña Nicolasa’ de Ourense se hizo mediático en el año 2018. Por aquel entonces fue detenida al estar relacionada con otros casos de estafa. Su modus operandi consistía en hacerse acaecer por la mano derecha de altos cargos políticos, normalmente del Partido Popular. De hecho salieron a la luz varias fotografías en las que la detenida aparecía retratada pegado a varios altos cargos del partido, que podría deber utilizado para ganarse la confianza de sus víctimas.

Ofrecía sus servicios para que las personas estafadas consiguiesen trabajo -en entidades como podrían ser la diputación provincial, la Vigilancia Civil o el hospital de Ourense- o para solucionarles problemas burocráticos a cambio de una retribución económica.

En el año 2022, la mujer fue condenada a una pena de año y medio de prisión y a 11.000 euros de responsabilidad civil. Una pena a la que llegó gracias a un acuerdo con la Fiscalía de Ourense y confesarse como responsable de un delito continuado de estafa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: