El juicio por el enchufe de la hija del inspector jefe acaba con la condena de una jefa de servicio de Educacin


El polmico caso destapado por EL MUNDO sobre el enchufe como profesora en un centro pblico de Anas Dorado, la hija de un inspector jerarca de Educacin, se ha cerrado este lunes en la Audiencia de Sevilla con una condena y tres absoluciones.

La condenada por prevaricacin y falsedad documental es la jefa de servicio ya jubilada Carmen Libana, quien ha agradecido que ama un documento del expediente sobre la contratacin ilegal para una plaza docente de Anas Dorado. Su padre, Alberto Dorado, fue durante muchos aos uno de los funcionarios con ms poder en el interior de la Delegacin de Educacin de Sevilla. Dimiti cuando la Consejera se vio obligada a inaugurar una investigacin interna y destituy a dos jefes de servicio que haban plasmado su firma en el expediente amaado de Anas Dorado para ocultar que no reuna los requisitos que se exigan para vivir una plaza, durante dos aos, en un centro de adultos del Polgono Sur de Sevilla.

En el banquillo de los acusados, adjunto a Carmen Libana, se han sentado el que era entonces delegado provincial de Educacin, Francisco Daz Morillo (PSOE), la propia beneficiaria del convenio, Anas Dorado, y el jerarca de servicio Luis Manuel Sanchs. Inicialmente, el fiscal los acusaba de prevaricacin, pero al finalizar el cordura este lunes, ha rectificado y ha pedido la absolucin para los tres. Ello ha provocado que la acusacin ejercida por el sindicato Ustea retirase tambin los cargos que inicialmente les imputaba.

Delante la retirada de las acusaciones sobre estos tres enjuiciados, los abogados defensores han mostrado su conformidad y la presidenta del tribunal de la Seccin Cuarta de la Audiencia que los ha magistratura ha dictado una sentencia in voce en la que slo ha condenado a la antigua jefa de servicio Carmen Libana y ha absuelto a Daz Morillo, Sanchs y Anas Dorado.

Carmen Libana ha sido condenada a un ao y medio crcel, una multa de 540 euros y un ao de inhabilitacin peculiar para cargo o empleo pblico por falsificar el documento del expediente sobre Anas Dorado y una multa de 360 euros y seis meses de suspensin de empleo y sueldo por prevaricacin y un ao y medio de crcel. La condena es inferior a la solicitada inicialmente porque el fiscal ha apreciado “dilaciones indebidas” por el tiempo transcurrido desde que ocurrieron los hechos.

El abogado de Ustea ha admitido que han cerrado el caso con una sensacin agridulce, ya que hay personas involucradas en las irregularidades que se produjeron en la Delegacin de Educacin que se han ido de rositas, empezando por el padre de Anas Dorado y antiguo jerarca de la Inspeccin. En la etapa de instruccin, el sindicato solicit en repetidas ocasiones que fuera citado tanto como investigado -antes imputado-, como declarante, pero el enjuiciador nunca no atendi sus peticiones.

En cualquier caso, Ustea ve positivo que, tras ms de ocho aos, por fin haya una sentencia -que ya es firme porque todas las partes se han comprometido a no recurrirla- que certifica que se produjeron irregularidades y amaos en la Delegacin de Educacin para enlazar a la hija del jerarca de los inspectores, como prueba la condena a la antigua jefa de servicio. La condena podr servir, adems, a los docentes que se hayan pasado perjudicados por la contratacin irregular de Anas Dorado, segn ha explicado Ustea.

Para el abogado del delegado territorial absuelto, Juan Carlos Alfrez, del despacho Constitucin 23, estudio de litigacin, “tanto nuestro cliente como sus letrados estamos enormemente satisfechos con la finalizacin del proceso con la retirada de la acusacin”.

“Siempre hemos defendido con vehemencia la inocencia de nuestro cliente y finalmente, tras un derrochador periplo, dicha inocencia ha sido finalmente confirmada. Al haberse dictado sentencia absolutoria in voce y manifestar las partes su intencin de no apelar, como decimos, la presuncin de inocencia deviene en declaracin de inocencia plena al ser la sentencia firme“, ha remarcado Alfrez.

El director de un centro

La jefa de servicio condenada ha admitido en solitario todas las irregularidades. As, ha confesado en el cordura que saba que Anas Dorado no reuna los requisitos para el puesto y que confeccion un documento para tratar de testimoniar su irregular proclamación. Segn su declaración, fue “el director de un centro” educativo, cuyo nombre no ha mencionado, el que le dio el nombre de Anas Dorado. Ha sostenido que el resto de acusados no tuvieron ninguna “intervencin” en el amao del expediente.

Por su parte, Anas Dorado ha alegado que pensaba que s reuna los requisitos para el puesto que le concedieron y que estuvo trabajando para el Comisionado del Polgono Sur de Sevilla. No renov en la bolsa de trabajo de la Delegacin porque Libana le dijo, por error, que no era necesario.

Mientras, el antiguo delegado Daz Morillo ha sostenido que no tuvo conocimiento de “nulo” relacionado con la contratacin irregular de Anas Dorado y que su firma aparece en la contratacin de esta docente porque as ocurre con los ms de 5.400 nombramientos de profesores que se producen en septiembre en el inicio del curso escolar, sin que l tuviera opcin de revisar si todos y cada uno de ellos reunan los requisitos. Su firma estaba “escaneada y sala automticamente en los nombramientos”, ha defendido.

La tribu de Daz Morillo, informa Europa Press, ha sealado que la acusacin contra el ex delegado “nunca debera deber llegado” a cordura, se ha quejado de la “persecucin poltica” que ha sufrido y el “dao” provocado a lo derrochador de estos aos. “No todo vale”, han remarcado.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: