La Revolta Irmandiña regresa a O Bolo aunando en la historia y artesanía



Los vecinos de O Bolo se vestían del siglo XV durante su Feria Irmandina para disfrutar el día.

“Queremos incentivar las actividades en el Consejo, vinculando la historia de Castelo a los productos locales”, explicó el alcalde de O Bolo, Alberto Vázquez.

Esta primera edición reunió a 11 expositores, no solo locales sino de la región, con vino, licores, pan, embutidos, miel, mermeladas y artesanía. En el Castillo también había un puesto de comida.

El programa contó con actividades durante todo el día y el alcalde agradeció la acogida de la fiesta. “Houbo moita participacion dos vecinosmoitos ata vestidos con ropa de época”, explicó Vázquez.

Un alfarero, talleres para niños, Mario Nogueira con su espectacular ganado y la música de la escuela municipal de gaitas fueron algunas de las actividades que disfrutaron los asistentes a esta primera feria.

Esta fiesta se remonta al siglo XV, cuando el tropas irmandiñas Lograron derrocarlo, protagonizando una verdadera revolución, y en base a este hecho histórico, la feria, que coincide con las fiestas patronales, busca dar a conocer sus tradiciones.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: